| 11/23/2007 12:00:00 AM

Fogafin actuó para proteger confianza pública en sistema financiero

La actuación de Fogafin fue en cumplimiento de su objeto, cual es la protección de la confianza de los ahorradores y depositantes en el sistema financiero y mantener el orden público económico, lo cual debe prevalecer siempre sobre los intereses particulares.

Bogotá.-  El Fondo de Garantías de Instituciones Financieras (Fogafin), se permite informar a la opinión pública, en relación con el Fallo de la Sección Cuarta del Consejo de Estado con ocasión de la Oficialización de la Corporación Grancolombiana de Ahorro y Vivienda Granahorrar, lo siguiente:

· Que respeta la decisión adoptada por la mencionada Sección Cuarta, dentro del proceso instaurado por un grupo de accionistas de Granahorrar contra Fogafin y la Superintendencia Bancaria (hoy Superintendencia Financiera) en relación con la orden de capitalización y la operación de oficialización de Granahorrar ocurrida en octubre de 1998.

· Que Fogafin actuó en cumplimiento de su objeto, que consiste en proteger la confianza de los ahorradores y depositantes en las instituciones financieras, impedir injustificados beneficios económicos o de cualquier otra naturaleza de los accionistas y administradores causantes de los perjuicios y preservar el equilibrio del sector financiero, evitando una crisis sistémica, todo lo cual era la finalidad que se perseguía al adoptar las mencionadas medidas respecto de Granahorrar.

· Que la situación de insolvencia de Granahorrar, no fue causada por las actuaciones de Fogafin y la Superintendencia Bancaria, como lo aprecia la Sección Cuarta, toda vez que fueron tales las dificultades de liquidez de la Corporación, que a pesar de haber accedido a recursos del mercado interbancario, y a los apoyos de liquidez del Banco de la República y de Fogafin, incurrió en cesación de pagos, lo cual bajo el régimen legal aplicable constituye una causal de toma de posesión para liquidar.

· Que la dación en pago de las acciones a los acreedores financieros, que en su momento pretendían los accionistas mayoritarios de Granahorrar, no se logró materializar, situación que trascendió al público, profundizó la crisis de Granahorrar y ahondó la creciente desconfianza en la entidad.

· Que por la oportuna intervención de Fogafin para salvaguardar a los ahorradores y depositantes, Granahorrar continuó prestando normalmente sus servicios al público, aun después de ocurridos los graves hechos que generaron que se adoptaran las medidas de salvamento de la entidad.

· Que las medidas de emergencia adoptadas en consideración a la situación de Granahorrar fueron notificadas al representante legal de la entidad, acorde con las disposiciones legales aplicables y la posición jurisprudencial, por lo cual no se consideran vulnerados los derechos de los accionistas.

· Que el fallo genera inquietudes a la estabilidad del sistema financiero, por cuanto se profiere una condena a unas entidades por ejercer las facultades que la ley les asigna, es decir, por cumplir con su deber, que fue lo hizo la entonces Superintendencia Bancaria y Fogafin, al implementar el salvamento de Granahorrar, cuya única finalidad era proteger al ahorrador y al sistema.

Que Fogafin ejercerá su derecho a la defensa, para lo cual está evaluando las posibles alternativas procesales y constitucionales que resulten pertinentes.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?