| 9/6/2006 12:00:00 AM

FMI pronostica retroceso en precios de metales

La baja, aunque quizás no llegue a niveles de depresión, será motivada por el mismo factor que contribuyó al alza: China, afirmó el FMI en su Panorama de la Economía Mundial difundido parcialmente en Washington en adelanto a la asamblea anual de la institución en Singapur dentro de dos semanas.

Washington.- Los precios de los metales, en alza persistente en los últimos cuatro años, sufrirán un retroceso en el mediano plazo afectando a países exportadores natos como Chile y Perú, dijo el miércoles el Fondo Monetario Internacional.

Indicó que China dependerá cada vez menos de los metales en la medida en que mejore el poder adquisitivo de su población de más de 1.300 millones de personas para entrar en el terreno de los servicios, como ha ocurrido históricamente con países que se han industrializado.

"Dada la naturaleza temporal del 'boom' de precios de las materias primas no petrolíferas, se hace imperativo que los gobernantes de los países exportadores ahorren grandes cantidades de su actual bonanza de ingresos o la usen en apoyo del crecimiento futuro de sectores no relacionados a esos productos", dijo.

Según el Banco Mundial, que ha estudiado el caso de 171 países en los últimos cinco años, en 12 de ellos el 20% de su producto bruto interno depende de las materias primas no petrolíferas; en 24 la dependencia es del 10-20%; en 56 entre 5-10%; en 39 entre 2,5-5%; en 25 es del 1 al 2,5% y en 15 menor del 1%.

Los precios de las materias primas han subido a niveles récord este año: en el caso de los metales, el incremento ha sido del 180% en términos reales desde el 2002, superando incluso el aumento en el petróleo, que fue de 157% en el mismo periodo.

La principal fuerza motriz fue el rápido crecimiento de la demanda mundial, particularmente en China, que ha rebasado la capacidad de producción. El consumo de aluminio, por ejemplo, subió anualmente 7,6% durante 2002-05, comparado con el 3,8% de la década previa.

China, dijo el FMI, tuvo una influencia de cerca del 50% en el incremento del consumo neto mundial de los principales metales (aluminio, cobre y acero) en los pasados cuatro años.

Debido a su rápido crecimiento económico y su nivel de participación en los mercados, China seguirá todavía siendo un protagonista crítico en la cotización de las materias primas.

Pero el FMI hizo notar que su análisis de los mercados del aluminio y cobre sugería que los precios de ambos metales estaban "por encima de sus niveles de sostenibilidad" al ser contrapuestos a varias presunciones sobre crecimiento global, adiciones a la capacidad de producción y respuesta ante la oferta y demanda.

El Fondo sostiene que los precios reales del aluminio y cobre deben declinar 35% y 57%, respectivamente, hacia el 2010. Adicionalmente, dijo, los mercados a futuro también predicen una declinación gradual en los precios de la mayoría de los otros metales en los próximos cinco años.

Durante 2002-05, China contribuyó también a casi todo el incremento del consumo mundial de níquel y estaño. En el caso del plomo y zinc, la contribución china excedió incluso el crecimiento del consumo mundial neto, dijo el FMI.

Respondiéndose a la pregunta de que si la demanda china por metales era temporal o permanente, el FMI sostiene que los patrones históricos sugieren que el consumo de metales crece invariablemente junto con el ingreso hasta los 15.000 a 20.000 dólares per cápita cuando los países avanzan hacia su industrialización.

Cuanto mayores sean los ingresos personales, los países se orientan más a los servicios y por consiguiente el uso de metales per cápita empieza a disminuir, dijo.

Hasta ahora, China, con un ingreso real per cápita de 6.400 dólares, está siguiendo los patrones de Japón y Corea durante su fase inicial de desarrollo por lo que pronto dejará de ser dependiente de los metales primarios, afirmó el FMI.
 
 
Fuente: AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?