| 5/14/2008 12:00:00 AM

FMI podría financiar los gastos de importación en países en problemas alimentarios

WASHINGTON  - El Fondo Monetario Internacional está revisando un instrumento de préstamos que desembolsa financiamiento lo más rápido posible para los países que están luchando con las alzas en los precios de los alimentos, dijo el martes un alto funcionario.

Mark Plant, director adjunto del departamento de políticas para el desarrollo del FMI, indicó que el modificado Servicio para Crisis Externas (EFS, por sus siglas en inglés) sería considerado por la junta directiva del Fondo en junio.

"El programa modificado proveería un financiamiento más efectivo y rápido y sería una versión racionalizada de la estructura de los instrumentos financieros para los países de bajos ingresos," dijo Plant a una publicación del FMI.

"Pero yo subrayaría que el ESF está actualmente disponible, si algún país necesita ayuda inmediata," agregó.

Mientras que la facilidad fue diseñada para ayudar a los países afectados por shocks generados por eventos tales como cambios en los precios de las materias primas, desastres o conflictos naturales, la mayoría de los países afectados por los altos precios han optado en cambio por incrementar los préstamos existentes bajo los arreglos de financiamiento.

Plant señaló que el FMI estaba en tratativas con 10 a 15 países pobres para una posible asistencia financiera para abordarlos problemas de la balanza de pagos que emanan de los crecientes precios de los alimentos y crudo.

"En otras palabras, el Fondo puede ayudar a financiar los costos de importación," dijo Plant, agregando que "al mismo tiempo, equipos evaluarán muy cuidadosamente las medidas de emergencia dispuestas en sus países para asegurarse que apuntan adecuadamente a los más vulnerables."

(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?