| 9/14/2006 12:00:00 AM

FMI decepcionado con crecimiento económico de Brasil

Brasil ha estado retirando sistemáticamente su deuda externa y cambiando la estructura de los valores públicos en dólares, dijo el FMI en el informe. En enero, pagó toda su deuda con el FMI de unos US$15.000 millones.

Singapur
 
Brasil tiene todavía una "larga agenda" de reformas que cumplir, ha aumentado su gasto público en los últimos dos años y su crecimiento económico ha sido "algo decepcionante", dijo el jueves un economista del Fondo Monetario Internacional.

Charles Collyns, director de investigaciones del Fondo, indicó que todo ello estaba ocurriendo a pesar de que Brasil "ha hecho bastante en años recientes" en busca del desarrollo sostenible y un marco de responsabilidad fiscal que ya le estaba rindiendo altos superávit primarios y buenas metas de inflación.

"Los frutos de estos logros están ya a la vista en términos de la resistencia brasileña frente a las condiciones cambiantes de los mercados financieros", declaró. "Pero, la respuesta en términos de crecimiento ha sido hasta ahora algo decepcionante".

Brasil tendrá un crecimiento de 3,6% este año, según el Panorama Económico Mundial-Septiembre 2006 que confirma los tumbos dados por la economía brasileña desde 2003. Ese año cerró con 1,9%, bajó a 0,5% en 2004 y repuntó en 2005 a 4,9%.

Collyns, hablando en una rueda de prensa en la presentación del informe en el contexto de la asamblea anual de gobernadores del Fondo, dijo que con Brasil "se va a requerir de paciencia" para verlo con mejores indicadores de desarrollo.

Declaró que el Banco Central de ese país estaba "en buena posición": ha bajado progresivamente las tasas de interés y mantiene la inflación controlada en el margen inferior de la banda de flotación.

"Hay condiciones para mayores reducciones a fin de que con el tiempo se dé un aumento de las inversiones en el país", declaró.

Pero, Collyns sostuvo que el país tiene todavía "una larga agenda de reformas" que cumplir.

Mencionó que el gasto público, que de hecho ha estado creciendo rápidamente en Brasil en los últimos dos años, será una de ellas.

Collyns dijo que ese crecimiento se debía a que los ingresos tributarios han estado en rápido aumento abriendo "algunos espacios" para un gasto igualmente rápido.

"Creemos que es importante que el gasto esté más focalizado... más orientado a programas sociales a fin de ayudar a los pobres", dijo. "El gobierno ha tenido éxito en esta área, pero se requiere hacer más, proveer más recursos para infraestructura y avanzar en las posibilidades de una asociación público-privada".

"Continuar en la perseverancia de reformas del sector financiero es de ayuda, y la combinación de un ambiente macroeconómico estable y sistema financiero más eficiente con intereses más bajos debe conducir a un crecimiento mayor en Brasil", afirmó.

FUENTE: AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?