| 8/19/2010 12:35:00 PM

Fiscalía busca a dos sospechosos de carro-bomba

Las autoridades colombianas buscan a dos hombres sospechosos de haber participado en la preparación de un carro-bomba que dejó nueve heridos y cuantiosos daños en Bogotá hace una semana, según funcionarios judiciales.

Bogotá.- La Fiscalía General busca a Javier López, de 33 años, y Arnulfo Tafur, de 46, porque sus nombres fueron mencionados a los investigadores por un detenido en relación al caso del coche-bomba, que estalló en la madrugada del 12 de agosto cerca al edificio que alberga al norte de la ciudad a la emisora Caracol Radio, a la agencia española EFE y al consulado de Ecuador, entre otras importantes dependencias.

Ningún grupo ha reclamado la autoría del atentado.

Tampoco las autoridades han dado una versión definitiva sobre los responsables del ataque, que hizo resurgir temores sobre actos de violencia en la capital colombiana.

Los dos prófugos, según la investigación de las autoridades, habrían sido los encargados de armar el carro-bomba y de ubicar los sitios para adquirir los explosivos.

Según documentos obtenidos por la AP en juzgados, una corte penal de Bogotá condenó en octubre del 2007 a López y a Tafur a penas de 54 y 30 meses de cárcel, respectivamente, por los delitos de tráfico de armas y concierto para delinquir. Los dos recuperaron la libertad sin cumplir toda la pena por beneficios legales, como aceptar los cargos.

Ambos habían sido detenidos y condenados porque en febrero de 2006, en un apartamento de Bogotá, fueron incautados por las autoridades 46 paquetes "de 25 kilogramos cada uno de clorato de potasio que, según el perito del DAS (la policía secreta), sirve para fabricar explosivos", según el texto de la sentencia.

"El concierto para delinquir (cometido por López y Tafur) se cometió precisamente para promover y armar a un grupo al margen de la ley como las FARC", las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, dijo en su sentencia de 38 páginas el juez José Fernando Patiño.

En la misma decisión se condenó también a otras dos civiles y a un sargento del ejército.

La sentencia condenatoria que incluye a López y Tafur señala que ambos hacían parte de una "red de traficantes de armas que distribuía material bélico con destino al frente XV de las FARC".

Al día siguiente del atentado del coche-bomba, un hombre identificado como Gustavo Ladino se entregó a la Fiscalía y aseguró ante los periodistas que fue él quien realizó a inicios de mes los trámites o papeles para conseguir una placa falsa para el vehículo que estalló.

Ladino, tras asegurar que le pagaron unos $400.000 pesos (unos US$200) por esa diligencia y que decidió presentarse a las autoridades porque vio en la televisión el número de placa del vehículo, ingresó al programa de la Fiscalía de testigos protegidos y quedó detenido.

A raíz de la entrega de Ladino, los investigadores han detenido a otros dos hombres y a través de testimonios de esos capturados es que se busca a López y Tafur.

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?