| 8/12/2010 10:15:00 AM

Fiscal brasileño investiga oferta de Petrobras

Un fiscal brasileño presentó una solicitud para investigar si un plan de capitalización de petróleo por acciones de la petrolera estatal Petrobras daña el arca pública, lo que podría demorar más la operación, informó un diario el jueves.

Rio de Janeiro.- El fiscal público Paulo Roberto Carvalho solicitó que el órgano anticorrupción del Gobierno, conocido como TCU, indague respecto a si el Estado se vería dañado si Petrobras canjea sus acciones por reservas de petróleo a un rango de precio de US$5 a US$8 por barril, publicó el periódico local Folha de S. Paulo.

Los mercados estiman que el valor justo para esas reservas es del orden de los US$5 a US$6 por barril, mientras que los reguladores de energía del Gobierno creen que el precio debería ser de US$7 a US$8 por barril.

La incertidumbre sobre el plan de capitalización de Petrobras ha pesado en las acciones de la compañía desde que la iniciativa fue anunciada hace un año.

Los retrasos en el plan también podrían afectar la capacidad de Petrobras de financiar una enorme campaña para explotar miles de millones de barriles de crudo equivalente desde las profundidades bajo el lecho marino.

A los inversores les preocupa que la compañía pueda retrasar aún más la operación, luego de postergarla desde su fecha original de julio debido a problemas para obtener una valoración de las reservas de petróleo.

El fiscal citó un estudio de una consultoría para el Congreso brasileño que estimó que si el precio fuera menor a los US$20 por barril, las pérdidas para el Gobierno podrían llegar hasta los US$120.000 millones, sostuvo Folha.

La oficina del fiscal federal y el órgano anticorrupción no estaban disponibles en forma inmediata para comentar sobre la investigación cuando fueron contactados por Reuters el jueves.

 

REUTERS

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?