| 9/16/2008 12:00:00 AM

Firmas UE, optimistas sobre economía pese a crisis financiera

BRUSELAS- El principal grupo empresario de Europa expresó el martes su optimismo con respecto al futuro de la economía del continente a pesar del desplome financiero global disparado por el colapso del banco de inversión Lehman Brothers.

BusinessEurope, quien habla en nombre de aproximadamente 20 millones de compañías europeas, dijo que esperaba que la caída en los precios del crudo y un euro más débil aumentaran el crecimiento económico en la zona euro en el 2008 por encima del pronóstico del 1,3 por ciento de la Comisión Europea.

La inflación en la zona euro puede estar en el 2008 por debajo del 3,6 por ciento anticipado por la rama ejecutiva de la Unión Europea, lo que allanaría el camino para que el Banco Central Europeo recorte su principal tasa de interés el próximo año desde el actual 4,25 por ciento.

"Nuestros miembros no consideran que la situación es tan pesimista," dijo en una conferencia de prensa el presidente de BusinessEurope, Ernest-Antoine Seilliere.

Seilliere hablaba mientras que los bancos centrales estaban inyectando enormes cantidades de financiamiento adicional en los mercados financieros globales por segundo día consecutivo para evitar la paralización de los mercados de dinero.

"Consideramos que si (...) la inflación es capaz de disminuir en los próximos meses, podríamos anticipar que, para comienzos de próximo año, habrá una reducción en las tasas de interés," dijo el ejecutivo.

La economía de la zona euro creció un 2,6 por ciento el año pasado, mientras que la inflación interanual fue de un 2,1 por ciento.

Pero con los altos precios de los alimentos y la energía que socavan la demanda del consumidor y un euro fuerte que golpea a los exportadores, la economía se contrajo un 0,2 por ciento en el período abril-junio sobre una base trimestral.

BusinessEurope dijo que el crecimiento se reanudaría hacia finales del 2008, después de que los precios del crudo cayeran hacia los 100 dólares por baril desde el máximo alcanzado en julio de 147 dólares, y el euro cediese a 1,41 dólares desde el récord de 1,6 dólares.

La agrupación sugirió que un recorte de la tasa del BCE sería aún más apropiado si la desaceleración económica se extendía por más tiempo del esperado.

"El BCE tiene espacio para maniobrar en caso que la desaceleración sea más pronunciada," dijo Marc Stocker, economista de BusinessEurope, en la conferencia.

Seilliere dijo que las compañías europeas eran relativamente optimistas sobre su futuro porque los mercados emergentes continuaban expandiéndose, el desempleo de Europa era bajo y los balances de las empresas no financieras eran sólidos.

Además, indicó que no esperaba que quebrara ningún banco europeo en forma similar a Lehman Brothers.

"Consideramos que el sistema bancario europeo no está amenazado por lo que está sucediendo en Estados Unidos. En Europa ningún banco esta considerado en situación de peligro," dijo Seilliere.

(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?