| 12/16/2005 12:00:00 AM

Finaliza la reunión de la OMC sin un acuerdo sobre aranceles de banano

América Latina exporta anualmente 10 millones de toneladas de banano con unos ingresos de US$2.500 millones, de las cuales 3.4 millones de toneladas se dirigen a la UE.

Los exportadores latinoamericanos de banano abandonaron la sexta reunión ministerial de la OMC, clausurada el domingo en Hong Kong, sin llegar a un acuerdo con la Unión Europea sobre aranceles.

Tras las intensas negociaciones entre los países latinoamericanos y la Unión Europea, aún persisten divergencias sobre la reducción del arancel de 176 euros por tonelada que se aplilicará a partir del primero de enero de 2006 en el marco del nuevo régimen comunitario.

En una entrevista exclusiva con Xinhua, el ministro de Comercio Exterior, Industrialización y Pesca de Ecuador, Jorge Illingworth, lamentó el fracaso de las negociaciones, calificando de injusta, discriminatoria e inaceptable la oferta de la UE, la tercera en lo que va de año.

Euros por tonelada presentadas por la UE fueron rechazadas por el tribunal de arbitraje de la OMC al considerar que los aranceles eran demasiado altos para mantener la cuota del banano latinoamericano.

"Para Ecuador, el mayor exportador de banano del mundo, un acceso real, permanente e incondicional a los mercados de terceros países es de suma importancia", afirmó Illingworth, haciendo referencia a su participación del 37 por ciento en el mercado mundial y los 1,200 millones de dólares USA en ingresos anuales, así como su relevancia para la subsistencia de un millón de personas.

"La oferta de la UE atenta contra los objetivos de la Ronda de Doha, basados en el desarrollo y la equidad", indicó el ministro ecuatoriano, quien lamentó que la UE ni siquiera haya querido sentarse para negociar con los países implicados.

La opinión del ministro ecuatoriano fue compartida por sus colegas de Honduras, Brasil, Costa Rica, Colombia, Guatemala, Nicaragua, Panamá y Venezuela, preocupados por el riesgo que el nuevo arancel supone para la producción, de la que dependen millones de habitantes.

El ministro de Agricultura y Ganadería de Honduras, Mariano Jiménez, indicó que la UE está obligada a instaurar un arancel que garantice, al menos, el mantenimiento del acceso de las naciones más desfavorecidas. "No podemos aceptar que el resultado de la agenda del desarrollo de Doha permita en modo alguno que la UE imponga estos nuevos aranceles dañinos para las economías en desarrollo", reclamó.

América Latina exporta anualmente 10 millones de toneladas de banano con unos ingresos de 2,500 millones de dólares USA, de las cuales 3.4 millones de toneladas se dirigen a la UE.

Los países latinoamericanos están dispuestos a negociar un arancel cercano a 75 euros por tonelada, como impone la normativa actual para los primeros 2.2 millones de toneladas. El régimen actual también grava con un peaje de 680 euros por tonelada las importaciones al mercado de la UE que excedan esa cuota.

En cuanto a la cuota comunitaria anual de 775 mil toneladas sin derechos aduaneros para los países de Asia, Caribe y el Pacífico ( ACP), que gozan de un acceso privilegiado al mercado comunitario, Illingworth indicó que el trato especial y diferenciado es un elemento fundamental, para el éxito de esta negociación y tiene que ser abordado con soluciones no comerciales, para lo cual Ecuador apoya propuestas innovadoras a través de programas como el de ayuda al comercio.

Por su parte, la comisaria de la UE para la Agricultura, Mariann Fischer Boel, insistió en que el arancel es "equilibrado" y justo para todos, y mostró su disposición para controlar que los exportadores de esos países tengan el mismo acceso al mercado.

Los ministros de países latinoamericanos arriba mencionados manifestaron que volverán a acudir a la OMC para hacer que la UE cumpla los acuerdos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?