| 8/7/2010 12:25:00 PM

Fidel Castro inaugura sesión del parlamento de Cuba

El ex presidente Fidel Castro inauguró el sábado la sesión de la Asamblea del Poder Popular en una transmisión de televisión en vivo y con prensa extranjera presente en el parlamento, en su primera actividad oficial de gobierno en cuatro años.

La Habana - Castro, que cumple 84 años el 13 de agosto, salió vestido con su tradicional traje verde olivo pero sin los distintivos militares, y junto a él se encontraba su hermano Raúl, actual presidente de la isla.

Más de 600 diputados dieron vítores a Fidel Castro y a la revolución mientras aplaudían de pie al líder cubano, que comenzó dirigiendo un mensaje a la Asamblea, en su primera aparición ante los legisladores en cuatro años.

Dio comienzo a la sesión leyendo un mensaje de corte internacional y que fue el motivo que lo llevo a pedir esta reunión del parlamento sobre "Los peligros de una guerra nuclear en Medio Oriente y que tendría consecuencias para el mundo entero".

"Irán no cederá un ápice frente a las exigencias de Estados Unidos y de Israel", expresó el ex gobernante.

Exhortó al presidente estadounidense Barack Obama a evitar por todos los medios un conflicto armado. "El mundo le rendirá todos los honores que le corresponden", dijo Castro en alusión a Obama.

Tras la lectura de su discurso, de alrededor de 10 minutos, Castro bajó del podio y los diputados tomaron la palabra, algunos para dar la bienvenida al líder en su primera actividad de gobierno desde su retiro por enfermedad en julio de 2006.

"Participamos hoy en una sesión histórica de nuestra Asamblea, el comandante en jefe, el diputado Fidel Castro Ruz ocupa su escaño de siempre físicamente, de la cual nunca estuvo ausente", dijo la legisladora Pura Avilés.

El líder fue visto por última vez en una sesión de diputados en junio de 2006, un mes antes de que una enfermedad lo obligó a delegar el poder en su hermano Raúl Castro quien en febrero de 2008 tomó el gobierno de manera permanente.

El estado de salud del ex mandatario fue motivo de especulación y rumores en estos cuatro años más, mas aún, cuando no se presentaba en público y solo recibía a algunas personalidades y amigos íntimos, como el presidente venezolano Hugo Chávez o el escritor colombiano Gabriel García Márquez.

Sin embargo a mediados del mes pasado Castro comenzó a salir sorpresivamente a actos más o menos públicas y a realizar encuentros con científicos, economistas, artistas y jóvenes.

Esta semana incluso su agenda contempló la presentación de su libro "La Victoria Estratégica", un volumen de 800 páginas en las cuales hace un balance de su niñez y su juventud, la que lo llevó a convertirse en un revolucionario; pero sobre todo relata con detalles las acciones guerrilleras que derrotó al ejército regular del dictador Fulgencio Batista.

En 2003 cuando fue designado como presidente por última vez y estaba lejos de avizorarse públicamente su enfermedad Castro pronunció palabras que hoy parecen visionarias: "Les prometo que estaré con ustedes si así lo desean mientras tenga conciencia de que pueda ser útil y si antes no lo decide la propia naturaleza, ni un minuto menos, ni un segundo más. Ahora comprendo que mi destino no era venir al mundo para descansar al final de la vida".

Nunca se supo con certeza la dolencia exacta que aquejó a Castro en 2006 y que según sus palabras lo llevó varias veces al borde de la muerte.

Durante años las enfermedades de Castro y sus problemas de salud, fueron un tema tabú entre los cubanos acostumbrados a verlo de uniforme verde olivo. El 23 de junio del 2001 Castro se desmayó brevemente mientras pronunciaba un discurso al aire libre en un día de intenso calor y 20 de octubre del 2004, cayó pesadamente al dar un paso en falso en un acto público y sufrió la fractura de una rodilla y un brazo.

Desde que se alejó del ejercicio del Ejecutivo, Castro ha escrito sus "Reflexiones", en columnas de opinión sobre temas nacionales e internacionales y las más recientes estuvieron dedicadas a advertir de una posible guerra nuclear en Medio Oriente.

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?