| 11/30/2007 12:00:00 AM

FEDEGAN impulsará la raza Brangus en fincas exportadoras

Los análisis del mercado mundial de la carne muestran altos aumentos en los precios ante ligeros aumentos de la demanda, con consumidores cada vez más exigentes.

El país necesita disponer de una raza carnicera que brinde las características de jugosidad, sabor, aroma y terneza que demanda el exigente consumidor internacional.
El gremio ganadero propuso la creación de haciendas de exportación con ganado de la raza Brangus, con el fin de abastecer con 20.000 toneladas de carne de alta calidad a los mercados extranjeros en los próximos años.


Según el presidente de la Federación Colombiana de Ganaderos, FEDEGAN, el reto de acometer una experiencia Brangus colombiana, basada en la transferencia de embriones, es una estrategia gremial no excluyente con otras ofertas de ganado, que parte del conocimiento de las tendencias mundiales de la producción y el comercio de la carne.


De acuerdo con el dirigente gremial, la ganadería colombiana tiene grandes ventajas, como la posibilidad de alimentar el ganado con pasto todo el año, lo cual facilita la producción de carnes limpias, biológicas, orgánicas y con otros atributos.


“Si queremos aprovecharla, tenemos que disponer de una raza carnicera que brinde las características de jugosidad, sabor, aroma y terneza que demanda el consumidor internacional. Es una tarea que ya han recogido muchos países, entre ellos Argentina con su ganado Brangus, el cual aprovecha el vigor híbrido del Bos Tauros y el Bos Indicus”, subrayó Lafaurie.

 

La Brangus en una mezcla de las razas Brahman y Angus. El Bos Taurus se refiere a razas originarias de Europa (Angus, Holstein, Jersey, etc) y las Indicus provienen de la India (Cebú).

 

Una reciente Gira Técnica por Argentina de más de 200 ganaderos colombianos, les mostró el potencial de la raza Brangus, aparte de la moderna infraestructura y el encadenamiento del sector ganadero de ese país, que lo han convertido en una potencia mundial en este renglón.


El Presidente de FEDEGAN agregó que, sin descuidar la tradicional producción de ganados Indicus, es necesaria la apertura de una línea de exportación de negocio para atender los gustos del consumidor internacional.

 

“La experiencia de países como Argentina nos muestra que con el Brangus, adaptado a los climas de Colombia, tendremos una excelente raza para obtener productos que cumplen esos requisitos de la demanda”, puntualizó.

 

De acuerdo con él, en mercados sofísticados, como el europeo, el consumidor definitivamente se inclina por las razas Premiun o diferenciadas, lo que va de la mano por productos saludables. “La demanda de carnes discount, o de bajo precio, parta consumo directo, presentan igualmente tendencia al crecimiento”.

 

Los análisis del mercado mundial de la carne muestran altos aumentos en los precios ante ligeros aumentos de la demanda, con consumidores cada vez más exigentes.


“La oferta se caracteriza por su contracción originada en la fuerte competencia de productos agrícolas con destino a la producción de biocombustibles y a la decisión de países desarrollados de restringir los subsidios como lo hizo Inglaterra”, aseguró el dirigente de los ganaderos.

 

“Lo anterior permite avizorar oportunidades para países que tienen alto potencial de desarrollo agrícola, por estar ubicados en la franja tropical del planeta, como Colombia”.

 

Esas oportunidades las perfilan la difícil situación del mercado mundial. Existe una reducción de la oferta de Brasil, la oferta de Uruguay ya se saturó, y se restringieron las exportaciones de Argentina. Además, hay problemas sanitarios en Europa con los rebrotes de aftosa en el Reino Unido.

 

De otro lado, Rusia sigue demandando carne y sus importaciones para el presente año aumentarán 40%, para superar el millón de toneladas. Y ¿qué pasará tan pronto China aumenta sus compras en el mundo?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?