| 12/14/2010 8:20:00 AM

Fed se mantendrá a la espera, para evaluar alivio monetario

La Reserva Federal estadounidense se mantendrá en un régimen de esperar y ver el martes, cuando sus principales consejeros evalúen la reciente introducción de un masivo programa de compra de bonos para estimular a la economía y si es necesario un apoyo fiscal.

Washington.- La última reunión prevista para el año se produce tras una dramática alza en los rendimientos de los bonos del Tesoro, algo que el banco central probablemente no esperaba que ocurriera tan pronto de haber lanzado su estímulo. Pero es improbable que los consejeros muestren alguna señal de reducirlo.


Los miembros de la Fed probablemente revisarán sus pronósticos económicos para reflejar un crecimiento más fuerte, después de que la Casa Blanca y la oposición republicana acordaron extender una rebajas tributarias y aprobar un recorte de impuestos a la contratación, lo que en concreto es otro estímulo fiscal.


"La continua reactivación de la economía y la probabilidad de un acuerdo impositivo podría ser reconocido con un lenguaje algo más entusiasta sobre el crecimiento", auguró el economista de UBS Maury Harris en Nueva York.


"Aunque la reciente escalada en las tasas de interés podría opacar en parte el positivo impacto en el crecimiento del aún polémico acuerdo tributario", agregó.
Una declaración de la Fed tras la reunión se espera para cerca de las 14.15 hora local (1915 GMT) del martes.


El anuncio de la Fed de noviembre de que lanzaría compras por US$600.000 millones de bonos del Tesoro a largo plazo, aunque se preveía desde hace meses, se produjo en medio de ataques de críticos que acusaron a la Fed de instigar las devaluaciones competitivas de monedas en el mundo al debilitar al dólar y crear eventuales presiones inflacionarias.


Con la tasa referencial de interés de corto plazo cerca de cero, la Fed trató de rebajar los costos de endeudamiento de largo plazo con el programa de compras, denominado segundo alivio cuantitativo.


Sin embargo, los consejeros deberán ponderar por qué las tasas de los bonos a 10 años han subido en las últimas semanas.


Algunos en la Fed creen que las tasas saltaron en parte en reacción a los fuertes ataques a la compra de bonos de los legisladores republicanos, con más poder después de ganar el control de la Cámara de Representantes en las elecciones de noviembre.


Los miembros de la Fed resguardan celosamente su independencia política y han dejado en claro que harán lo que sea necesario para cumplir con su mandato de luchar contra la inflación y tender al pleno empleo.


Sin embargo, de todos modos habrá un gran debate entre los consejeros sobre si la ola de ventas de bonos del Tesoro refleja el nerviosismo sobre la explosiva deuda del país y la futura solvencia crediticia de Washington y la inflación, o si los inversionistas están anticipando una vuelta a un fuerte crecimiento en los próximos meses.


"Es simple que un elemento sustancial del mercado crea que el relanzamiento del alivio cuantitativo representa una amenaza inflacionaria real", dijo Ian Shepherdson, economista jefe para Estados Unidos de High Frequency Economics en Valhalla, Nueva York.


"El alivio cuantitativo solo puso nerviosos a muchos inversionistas", agregó.

 

REUTERS

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?