| 11/28/2011 12:50:00 PM

Fayad acusa a Israel de intentar minar la ANP con el bloqueo de los impuestos

El primer ministro palestino, Salam Fayad, acusó hoy a Israel de intentar minar la Autoridad Nacional Palestina (ANP) con el bloqueo de los impuestos y aduanas que le adeuda desde principios de mes y pidió a la comunidad internacional que actúe para impedirlo.

En declaraciones a los periodistas en la ciudad de Ramala, el primer ministro de la ANP pidió que se obligue a Israel a que deje de congelar las transferencias de un dinero que no le pertenece y que proviene de los impuestos recogidos a trabajadores y a mercancías palestinas.

"Hay una falta de acción (por parte de la comunidad internacional) para obligar a Israel a comprometerse a aplicar los aspectos técnicos, económicos y financieros de los acuerdos firmados, y estos protocolos nunca le dieron a Israel el derecho a congelar los impuestos", aseguró Fayad tras la firma de un memorando para recaudar 10 millones de euros en ayudas a la ANP.

Israel adeuda a la ANP unos 100 millones de dólares de los impuestos y tasas de aduanas que recogió para ella durante el mes de octubre, transferencia que retrasa como castigo por la admisión de Palestina en la UNESCO a principios de mes y por el reinicio de las negociaciones para la reconciliación entre el partido nacionalista Al-Fatah, que preside Mahmud Abás, y el movimiento islamista Hamás.

Tras las presiones de Estados Unidos y de la ONU, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, dijo hoy que está reconsiderando transferir los fondos, una vez que los palestinos han frenado por el momento su campaña para buscar la admisión en otras organizaciones internacionales.

Sobre la reconciliación palestina, agregó que las conversaciones son meramente "tácticas, un paso simbólico sin soluciones concretas".

Abás se entrevistó el jueves pasado en El Cairo con el jefe del Buró Político de Hamás, Jaled Meshal, con quien acordó seguir adelante el proceso iniciado hace siete meses y convocar elecciones el próximo 4 de mayo.

El bloqueo del dinero supone un serio traspié financiero para el tesoro de la ANP, que se financia de los impuestos generados por los palestinos en Cisjordania e Israel y de las donaciones de gobiernos extranjeros.

El cese de las transferencias afecta, sobre todo, a los salarios de más de 170.000 funcionarios palestinos y, en el pasado, ha llegado a retrasar varias semanas, e incluso meses, el pago de las nóminas de forma parcial e incluso completa.

"Si Israel sigue reteniendo estos impuestos... ¿Cómo podremos lanzar un proceso político viable para terminar la ocupación, permitir a los palestinos alcanzar la autodeterminación y establecer un Estado independiente?", dijo Fayad al preguntarse sobre la seriedad que transmite el Gobierno israelí con este tipo de decisiones.

El principal obstáculo en estos momentos está en el Gobierno israelí, donde Netanyahu no cuenta con el apoyo de sus ministros para realizar la transferencia, una oposición que encabeza su ministro de Exteriores, Avigdor Lieberman.

"Haremos todo los posible para impedir la entrega del dinero", aseguró Lieberman en una reunión hoy con su grupo parlamentario.

"He oído muchos argumentos infantiles acerca de cómo osamos congelar el dinero de los palestinos, como si con su dinero les estuviera permitido matar o llamar al asesinato de judíos", sostuvo.



EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?