| 7/21/2007 12:00:00 AM

Fanáticos de Harry Potter respiran, ya tienen la última entrega

Librerías de todo Estados y Gran Bretaña, y en lugares remotos como Singapur y Sydney, recibieron a los ávidos lectores, jóvenes y mayores, muchos de ellos ataviados con los disfraces de los personajes.

NUEVA YORK _ Los fanáticos de Harry Potter ya están a salvo. Abran los ojos, destápense los oídos. Ya no los pueden amargar revelándoles cómo termina. Ya tienen el libro, la respuesta está en sus manos. ¿Muere o no Harry?

Si la tristeza los acongoja porque se trata del último libro, siempre pueden recomenzar desde el principio.

El mundo se preparó la medianoche del sábado para el séptimo y último volumen del aprendiz de mago "Harry Potter and the Deathly Hallows". Con este libro, su autora J.K. Rowling completó una saga de unas 4.000 páginas sobre el mago y sus amigos, que se convirtió en una de las historias literarias más exitosas de la historia.

En Hudson, Ohio, Kelly Kubik, de 17 años, ya estaba inmersa en el segundo capítulo media hora después de comprar el libro. Pero otros fanáticos, advertidos por Rowling que dos importantes personajes mueren, no pudieron resistir a empezar desde el principio.

Después de obtener su ejemplar en una librería de Singapur, Adela Lim, de 16 años, fue directamente al final del texto y exclamó a sus amistades "¡Oh Dios mío! ¡Oh Dios mío!"

"Estoy aterrada por el final", dijo. "He esperado desde el primer libro hasta ahora, de modo que no puedo esperar más; quiero enterarme del final".

Rowling, desconocida hace una década cuando presentó su personaje mágico en "Harry Potter y la piedra filosofal", ofreció una lectura a medianoche a 500 niños ganadores de una competencia junto al victoriano Museo de Historia Natural de Londres. Ahora más rica que la reina, la autora se sentó en un sillón con alas en el respaldo para leer las primeras páginas del último volumen, la descripción de una asignación misteriosa.

En Canberra, Australia, un joven de 21 años se lanzó a las aguas heladas del lago Burley Griffin el viernes por la tarde para rescatar un recibo del libro que se le había caído. Los paramédicos lo hallaron tiritando y confuso, y sin el recibo. La librería le entregó otro.

Los libros sobre el huérfano con lentes han vendido 325 millones de ejemplares en 64 idiomas, y el lanzamiento de cada uno de los volúmenes se ha convertido en una fiesta.

 

AP 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?