| 8/24/2011 11:00:00 AM

Falta de crédito y atraso en los pagos ahogan a las constructoras lusas

El sector de la construcción pasa por un momento crítico en Portugal, pues a la disminución de la actividad derivada de la crisis económica se suman ahora las dificultades para acceder a un crédito y los atrasos en el pago por sus servicios.

Lisboa - Este es el panorama que dibujó hoy la Federación Portuguesa de la Construcción y Obras Públicas (Fepicop) en su análisis mensual de coyuntura, en el que advierte de que estas dificultades financieras "estrangulan" al sector.

"La construcción atraviesa una profunda crisis, con caídas significativas en su producción, número de empresas y en el número de puestos de trabajo que asegura", señala el informe.

Además del "acentuado" descenso de la demanda, la patronal atribuye sus problemas a los retrasos en el cobro por los trabajos realizados, "muchos de ellos responsabilidad del Estado".

A estos atrasos "persistentes" se añaden también las "crecientes dificultades de acceder a un crédito bancario", lo que "está ahogando" a las constructoras lusas.

A pesar de que en Portugal no ha estallado la llamada "burbuja inmobiliaria" como en otros países de su entorno, entre ellos España, la fuerte crisis que lo atenaza ha supuesto un descenso generalizado en la actividad económica.

De hecho, las instituciones lusas prevén una recesión para este año cercana al 2,3 % y del 1,8 % para 2012.

Las dudas sobre el estado de las finanzas de Portugal supusieron un encarecimiento progresivo de su acceso a financiación a través de los mercados de deuda, que finalmente se hizo insostenible y que llevó a su Gobierno a solicitar el rescate de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional, como hicieran antes Grecia e Irlanda.

A cambio del auxilio financiero, Portugal acordó un severo programa de ajustes y reformas para rebajar su gasto, lo que ha tenido un efecto directo en el sector de la construcción de obra pública.

Según estadísticas del Banco de Portugal, citadas por la patronal en su informe, el crédito concedido a las constructoras cayó un 3,4 % en los cinco primeros meses de 2011 respecto al mismo período de un año antes.

EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?