| 8/28/2012 5:00:00 PM

Extinguido el fuego en refinería venezolana

Cuatro días después de que una explosión por una fuga de gas en la refinería de Amuay, en el noroeste de Venezuela, causará al menos 41 muertos y 6 desaparecidos, los bomberos lograron hoy extinguir el fuego que aún se cebaba en tres tanques de combustible del centro industrial.

Caracas. "Hoy ya no tenemos ningún tanque incendiado, eso merece un reconocimiento especial a nuestros bomberos, héroes y heroínas", dijo el presidente venezolano, Hugo Chávez, en una intervención por radio y televisión en la que comparó la explosión con una "bomba atómica".

Chávez, que busca revalidar su cargo en las elecciones del próximo 7 de octubre, celebró la extinción del incendio, aprobó fondos para los damnificados y propuso levantar un monumento a los "mártires civiles y militares", pero no ofreció nuevos datos de daños o víctimas por el siniestro.

De acuerdo con las primeras hipótesis, una fuga de gas fue la causante de la explosión registrada el sábado de madrugada en la refinería de Amuay, parte del Centro Refinador Paraguaná (CRP), uno de los mayores del mundo.

La onda expansiva provocó un incendio en nueve tanques de combustible de la refinería y afectó a medio millar de viviendas en los alrededores, de las que un 10 % quedaron totalmente destrozadas.

"Parece como si ahí cayó una bomba atómica, el impacto que hubo ahí, producto de la explosión de la nube de gas que se formó", remarcó hoy el presidente.

El ministro de Petróleo y Minería, Rafael Ramírez, informó por la mañana de que se había conseguido apagar el fuego y que los trabajos habían entrado en una nueva etapa de enfriamiento y evaluación de todas las zonas para hacer balance de los daños en los diferentes conductos, válvulas y depósitos.

El lunes por la noche fue apagado el fuego en uno de los dos tanques iniciales y continuaron las tareas de los bomberos durante la madrugada hasta apagar los otros dos depósitos restantes, explicó.

"Ahora vienen todas las tareas posteriores de evaluación y aseguramiento de todo el área para dar por concluida la situación de emergencia", dijo el ministro.

Ni Chávez ni Ramírez han ofrecido nuevas cifras de muertos, un número que este lunes la gobernadora del estado Falcón, donde se encuentra la refinería, Stella Lugo, ubicó en 41, mientras hablaba de 31 heridos internados.

Por su parte, la Fiscalía indicó que hay seis desaparecidos y la ministra de Salud, Eugenia Sader, que en estos días se ha atendido en hospitales a 122 personas afectadas por el siniestro, de las que 56 fueron dadas de alta, aunque no dio detalles sobre el resto, según informaron medios locales.

La mayor parte de los fallecidos eran miembros de la Guardia Nacional o familiares que se encontraban en las estructuras de viviendas del Destacamento 44, unidad encargada de la seguridad del CRP y que fue el área más afectada por la explosión.

Mientras tanto, el presidente de la Comisión de Ambiente de la Asamblea Nacional, el opositor Hiram Gaviria, pidió que se interpele a Ramírez por lo sucedido y también por otros incidentes anteriores como derrames de petróleo y "otros escándalos en el sector".

Todo ellos, aseguró el diputado opositor, "tienen un denominador común: el ministro, quien tiene el deber de darle una explicación al país" y debe hacerlo en una interpelación parlamentaria que ponga fin al "silencio escandaloso" de la AN, sostuvo Gaviria.

Chávez respondió posteriormente que la oposición busca "echarle leña a la candela" para tratar "de sacar beneficio político de la tragedia", algo que, subrayó, "es verdaderamente inhumano".

"Menos mal que está esta revolución", dijo Chávez, al volver a criticar a los gobiernos que le precedieron, al igual que los medios de comunicación privados y la oposición, de la que, dijo, "dispara sus chorros de indignidad contra el fuego patrio".

El presidente aprovechó el acto en cadena de radio y televisión para firmar ante las cámaras el decreto presidencial que crea un fondo para financiar ayudar a los damnificados, y presenciar mediante conexión de televisión la entrega de una vivienda de uno de sus programas de Gobierno a una familia afectada por el siniestro de Amuay.

EFE


                                                               
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?