| 5/18/2011 1:20:00 PM

Exportadores bolivianos pierden US$4,5 millones por bloqueo en Perú

Los exportadores bolivianos calculan en US$4,5 millones las perdidas causadas por los diez días que lleva bloqueada la frontera con Perú, donde hay unos 600 camiones varados, a causa de unas protestas en el vecino país, informó la Cámara de Exportadores de Santa Cruz (Cadex).

La Paz - El gerente general de Cadex, Oswaldo Barriga, dijo a Efe que la mitad de los camiones retenidos en la ribera del lago Titicaca, a unos 4.000 metros de altura, partieron del departamento boliviano de Santa Cruz (este) y tienen principalmente cargas agroindustriales.

Los camiones bloqueados llevan mercancías tanto al mercado peruano como a puertos de ese país sobre el Pacífico para ser reenviadas a terceros países.

Las perdidas incluyen sanciones por incumplimiento de contratos con compradores internacionales, recargos por la pérdida de buques y mayores costos del transporte terrestre, aparte de que hay mercancías en riesgo de echarse a perder, detalló el empresario.

El experto en transporte y logística de exportación Rafael Quintela declaró a Efe que solo la pérdida de los camiones varados suma US$60.000 diarios.

La frontera permanece bloqueada por manifestantes peruanos que se oponen a concesiones mineras en la región limítrofe, a donde ha viajado una misión gubernamental desde Lima para tratar de dialogar con los huelguistas.

"Esperamos que el gobierno peruano solucione el problema inmediatamente, puesto que es lamentable que en diez días no se tengan resultados. De esta manera se pueden evitar más pérdidas que afecten al comercio bilateral (...) y los compromisos asumidos con nuestros compradores internacionales", dijo Barriga.

 

 

 

 

(Efe)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?