| 2/3/2010 4:55:00 PM

Exportaciones peruanas de pisco superan a las de Chile

Adex informó que Perú exportó el año pasado por US$1.344.000 de pisco, en tanto señaló que según cifras de la entidad Prochile, el país sureño exportó US$947.000 de pisco.

Lima.- La asociación peruana de exportadores (ADEX) dijo el miércoles que Perú superó nuevamente a Chile en el 2009 en las ventas al exterior del aguardiente de uva conocido como pisco, las que ascendieron a US$1,3 millones.

Perú y Chile se disputan el derecho de ser reconocidos como lugar de origen del pisco, un aguardiente de uva considerado por ambos países como su bebida nacional.

ADEX destacó el significativo incremento de las exportaciones peruanas de pisco que, dijo, aumentaron en los últimos seis años 215% de US$423.000 en el 2004 a los US$1,3 millones del 2009.

Señaló, sin embargo, que estas exportaciones sufrieron una contracción de 13% el 2009 respecto del año previo, debido a la crisis económica mundial. En el 2008 las ventas totales de pisco al exterior sumaron US$1,5 millones.

Perú festejará este sábado el Día Nacional del Pisco Sour, en honor a un popular coctel hecho de pisco y jugo de limón. Instaurar un día de celebración del pisco sour surgió como una estrategia gubernamental para seguir impulsando la producción y consumo de pisco.

Perú emprendió en el 2003 una agresiva campaña internacional para ser reconocido como lugar de origen del pisco, en momentos en que Chile le sacaba una notable ventaja en consumo interno y en ventas al exterior.

Las autoridades peruanas esgrimen razones históricas y geográficas para que Perú sea reconocido como cuna del auténtico pisco, y afirman que el aguardiente producido en Chile y que llama pisco, es de inferior calidad.

AP

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?