| 5/17/2006 12:00:00 AM

Exportaciones mineras de Perú crecen temiendo el futuro

Perú, que es el tercer productor mundial de cobre y zinc, el segundo de plata y el quinto de oro, las multinacionales que son las principales jugadoreas del negocio temen más impuestos y nacionalizaciones a la llegada de un nuevo gobierno.

Perú, que es el tercer productor mundial de cobre y zinc, el segundo de plata y el quinto de oro, prevé que sus exportaciones mineras superen este año los US$10.000 millones, tras haber reportado el año pasado ventas externas por unos US$9.500 millones.

Así lo señaló el presidente de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía de Perú, Carlos del Solar, quien también es gerente general de la petrolera estadounidense Hunt Oil, que tiene previsto exportar gas peruano.

Del Solar añadió que la inversión en minería alcanzaría este año los US$1.200 millones, mientras que la de hidrocarburos y electricidad superaría los US$800 millones.

Por su parte, algunos empresarios del gremio han expresado su temor a que el próximo presidente de Perú, el cual será elegido el 4 de junio, aumente los impuestos que pagan las empresas mineras o implementen un instrumento similar al de la nacionalización energética decretada en Bolivia.

El próximo Gobierno de Perú se definirá entre el ex presidente socialdemócrata Alan García y el militar retirado Ollanta Humala. Ambos candidatos afirman que renegociarían los contratos de explotación de los recursos naturales, que tiene el país con empresas extranjeras, y que planean aplicar un impuesto a las ganancias extras de las compañías mineras.

"Esperamos que el nuevo Gobierno asuma en forma responsable lo que le corresponde," añadió Carlos del Solar.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?