| 6/9/2010 10:40:00 AM

Expertos debaten en Viena la crisis del euro y la regulación bancaria

La crisis del euro, la deuda soberana europea y una posible regulación bancaria serán abordadas a partir de hoy en Viena por expertos e inversores bajo el paraguas del Instituto de Finanza Internacional (IIF).

Viena.- Entre los oradores figuran el primer ministro de Grecia, Yorgos Papandréu, y su colega de Hungría, Viktor Orbán, dos países afectados en diferente medida por la crisis económica, que han disparado las alarmas de los mercados en las últimas semanas.

En la apertura de estos debates de tres días, el presidente del Banco Industrial y Comercial de China (ICBC), Jiang Jianqing, subrayó hoy que actualmente no hay ninguna base para una sólida recuperación de la economía mundial, y que uno de los motivos es la crisis originada por la deuda soberana en Europa.

A juicio de Jiang, la reestructuración del sistema financiero global dependerá en gran medida de los países emergentes, entre otras razones, porque la relevancia de su sector bancario se acerca cada día más a la de EEUU y Europa.

Opinó que los motivos de la crisis financiera actual son tanto macro como microeconómicos, pero que también ha contribuido a ello una gestión deficiente del riesgo, así como una política errónea en los balances e incentivos que da la banca.

El presidente del alemán Deutsche Bank, Josef Ackermann, como presidente de la junta de directores del IIF, presenta mañana a la prensa los objetivos y retos de esta institución, que agrupa a más de 400 entidades financieras en más de 70 países.

En el programa también destacan mañana las intervenciones del financiero estadounidense George Soros, que dirige el fondo de inversiones Soros Fund Management, y del presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet.

Trichet ha estado últimamente en el ojo del huracán por la decisión de esta autoridad monetaria de adquirir en el mercado secundario bonos de deuda de alto riesgo de Grecia y otros países de la zona euro.

También se discutirán la dotación de capital de los bancos, que según la nueva normativa llamada Basilea III, requerirá de las entidades mayores reservas y puede resultar en menos recursos disponibles para créditos en el sector privado, así como el futuro de la industria de los servicios financieros.

La debilidad que ha acusado el euro a raíz de la crisis creada por la abultada deuda soberana de algunos de sus miembros, ante todo de Grecia, es otra preocupación de los mercados.

La salud de la moneda única, que ha cedido casi un 20 por ciento frente al dólar en los últimos seis meses, y a la que los analistas más pesimistas auguran una vida efímera, será abordada en este foro.

El futuro del euro ha sido supeditado a la voluntad de los gobiernos de la eurozona a hacer dolorosos ajustes para reducir el excesivo déficit fiscal, lo que repercutirá, con toda seguridad, a una contracción de las economías europeas más débiles.

Se espera con interés la asistencia del jefe del Gobierno griego Papandréu el viernes ante las insistentes versiones de que Atenas no podrá satisfacer el pago de su deuda soberana, actualmente de más de 310.000 millones de euros, pese al paquete de rescate que ha recibido de 110.000 millones de euros en tres años.

Igualmente, el viernes, el primer ministro húngaro Orbán intentará despejar las dudas sobre la solvencia de su país surgidas tras las declaraciones de su propio gabinete sobre el crítico estado de las cuentas heredado del gobierno socialista en abril.

 

 

EFE


 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?