| 3/30/2010 8:40:00 AM

Expectativa por la liberación de Moncayo

Tras meses de retrasos y angustia de parientes, se espera que las Farc entreguen el martes al sargento del ejército Pablo Emilio Moncayo, quien ha estado 12 años en cautiverio.

Florencia,  — Si se concreta su libertad, aún quedará otra veintena de uniformados cautivos, entre ellos Libio José Martínez, quien cayó en poder de los insurgentes el mismo día que Moncayo, el 21 de diciembre de 1997.

Se espera que la comisión humanitaria, encabezada por la senadora Piedad Córdoba, dos delegados del Comité Internacional de la Cruz Roja y monseñor Leonardo Gómez, partan cerca de las 9:00 de la mañana (1400GMT) desde el aeropuerto de esta ciudad de Florencia, en el departamento de Caquetá y a unos 380 kilómetros al suroeste de Bogotá.

La delegación partirá abordo de un helicóptero Super Cougar militar de Brasil, país garante del operativo, y con un rumbo no revelado por razones de seguridad, según ha dicho Córdoba. La nave, con insignias del Cicr, va con un tripulación de seis militares brasileños.

La congresista ha dicho que esperan retornar a Florencia con Moncayo, quien ahora tiene 32 años, pasadas las 2:00pm (1900GMT).

Moncayo cayó en poder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) tras una incursión rebelde a un puesto de comunicaciones del ejército en el helado y a 3.800 metros de altura Cerro Patascoy, en el departamento de Nariño, al suroeste de Bogotá.

En el ataque murieron al menos una decena de militares y por lo menos otros 20 fueron retenidos por los guerrilleros, que en 2001 dejaron libres a la mayoría de ellos, dejando retenidos sólo a Moncayo y Libio José Martínez, un sargento viceprimero, actualmente de 33 años.

A su llegada la víspera al aeropuerto de Florencia, Gustavo Moncayo, padre del militar, dijo a los reporteros que en la familia estaban llenos de ansiedad por ver al mayor y único varón de sus cinco hijos.

"Nos inunda de emoción, de alegría saber que estamos a unas horas... (de) darle un abrazo grande a ese negro hermoso. Con mucho cariño lo hemos esperado por más de 12 años", dijo Moncayo padre, quien hizo de la liberación de su hijo una campaña nacional e internacional marchando a pie por todo el país desde el 2007 llevando una cadena metálica al cuello y hasta las manos.

La cadena, ha dicho Moncayo padre, representa la que las Farc coloca a los rehenes para dormir o desplazarse de un campamento a otro, según han contado también ex secuestrados.

Las Farc anunciaron en abril del 2009 que en señal de agradecimiento al trabajo de Córdoba en favor de la paz liberarían unilateralmente a Moncayo. En junio del año pasado, los insurgentes anunciaron además la entrega, también unilateral, del soldado Josué Daniel Calvo, quien había sido retenido en abril del 2009 en una región del sur del país. Calvo, de 23 años, quedó libre el domingo pasado.

Generalmente transcurren pocas semanas entre el anuncio rebelde de una liberación y que ésta se concrete, pero en el caso de Moncayo y Calvo el proceso ha demorado casi un año, con la guerrilla y el gobierno recriminándose mutuamente de torpedear la entrega.

La congresista Córdoba ha dicho que las entregas de Calvo y Moncayo serán las últimas que las Farc hagan de forma unilateral y que ahora debe negociarse un canje o intercambio de los al menos 20 uniformados que siguen secuestrados por rebeldes en cárceles del país.

Córdoba ha dicho que la cantidad de rebeldes que saldrían de prisión sería parte de las negociaciones.

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?