| 9/3/2010 4:50:00 PM

Expansión de economía brasileña fue la mayor en 14 años

La economía brasileña acumuló en el primer semestre de este año un crecimiento del 8,9%, el mayor para el período en los últimos catorce años, que contrasta con la contracción del 0,2% que el país sufrió en 2009 por la crisis mundial, según los datos divulgados hoy por el Gobierno.

Rio de Janeiro.- Pese a que el producto interior bruto (PIB) sufrió una desaceleración en el segundo trimestre del año, cuando solo creció 1,2% frente al primero, el acumulado hizo que el Banco Central inmediatamente reafirmara su previsión de que Brasil cerrará este año con una expansión igualmente récord del 7,3%.

Tras haber crecido un 2,7% en el primer trimestre en la comparación con el último de 2009, la mayor economía latinoamericana disminuyó el ritmo en el segundo pero aún sube a tasas elevadas en comparación con el año pasado.

La expansión del segundo trimestre fue del 8,8% frente al mismo período del 2009, y la de los doce meses cerrados en junio fue del 5,1%.

Pese a que el Gobierno esperaba una desaceleración en el segundo trimestre tras la eliminación de los incentivos fiscales a los sectores más afectados por la crisis y la subida de los intereses para hacer frente a la inflación, el resultado del PIB superó las expectativas.

El primero en celebrar fue el presidente del Banco Central, Henrique Meirelles, quien advirtió que la economía brasileña "se dirige hacia una trayectoria más conducente con el equilibrio a largo plazo".

"A pesar de la acomodación en el segundo trimestre, el Banco Central calcula que, en el acumulado del año, la tasa de crecimiento será del 7,3%", afirmó Meirelles en un comunicado.

Por su parte, el ministro de Hacienda, Guido Mantega, fue más optimista y señaló: "con esa variación (7,3%) tendremos el mayor crecimiento del PIB en 24 años".

Según un estudio divulgado recientemente por el Ministerio de Hacienda, el actual ritmo de crecimiento, con la inflación y el gasto público bajo control, permite esperar un ciclo de expansión sustentable.

El Ministerio considera que, tras un crecimiento récord este año, la economía podrá alcanzar una expansión promedio del 5,8% anual entre 2011 y 2014.

Los economistas, que siempre habían criticado el PIB brasileño por ser inferior al de otros países emergentes, ahora celebran un resultado que coloca a Brasil entre los que más crecen en este momento.

Datos comparativos divulgados también por el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE) indican que Brasil es el quinto en una lista de 16 países que ya divulgaron el resultado del PIB del segundo trimestre.

La lista la encabeza Chile, cuya economía creció un 4,3% en el segundo trimestre frente al primero, seguido por México (3,2%), Alemania (2,2%), Corea del Sur (1,5%), Brasil y el Reino Unido (1,2%), Holanda (0,9%), Bélgica (0,7%), Francia (0,6%), Italia y EE.UU. (0,4%), Portugal y España (0,2%), Japón (0,1%) y Grecia (-1,5%).

En comparación con otros grandes emergentes, mientras que la economía brasileña creció un 8,8% en el segundo trimestre frente al mismo período de 2009, la de China se expandió un 10,3%, la de India 8,8% y la de Rusia 5,2%.

El crecimiento de Brasil en el primer semestre (8,9%) fue el mayor desde 1996, cuando el indicador comenzó a ser medido con las actuales variables.

Según el IBGE, el resultado semestral fue impulsado principalmente por la industria, cuya producción aumentó un 14,2%, seguida por la agropecuaria (8,6%) y los servicios (5,7%).

También contribuyó la formación bruta de capital fijo (inversión productiva), que fue récord con una expansión del 26,2%.

El consumo de las familias (demanda interna), que creció un 8% en el semestre, volvió a destacarse como uno de los principales motores de la economía y dobló el crecimiento del consumo del Gobierno (3,6%).

La aceleración de la industria y del consumo interno llevaron a las importaciones a aumentar un 39,2% en el semestre, casi cuatro veces el crecimiento de las exportaciones (10,5%).

 

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?