| 1/10/2007 12:00:00 AM

Exito sorpresivo de Nintendo afectaría a PlayStation 3

Los resultados vaticinan más malas noticias para Sony Corp., que lucha por mantener su dominio en los videojuegos, en medio de una batalla de tres participantes, con Nintendo y el Xbox 360 fabricado por la estadounidense Microsoft.

Tokio.- La aguardada consola de juegos de video PlayStation 3 podría quedar debajo de su meta de ventas mundiales y ser derrotada en su propio mercado nacional por el éxito sorpresivo del sistema Wii, ofrecido por la rival Nintendo, mostraron nuevas cifras.

Sony vendió 466.716 unidades de PlayStation 3 en Japón entre el 11 de noviembre, fecha del lanzamiento en ese país, y el cierre de diciembre, de acuerdo con un estudio de mercado que divulgó el martes Enterbrain Inc., grupo japonés que publica juegos computarizados.

Las cifras quedaron por debajo del millón de consolas que Sony esperaba vender en el país para finales del año.

A comienzos de esta semana, Sony informó que había cumplido su meta de colocar 1 millón de consolas en Estados Unidos en el 2006. Sin embargo, el total combinado de Estados Unidos y Japón coloca a la empresa muy abajo de su meta mundial de 2 millones de unidades.

Sony, con sede en Tokio, confía en la PlayStation 3 para mejorar sus alicaídas ganancias y reponerse de una costosa solicitud mundial para que le fueran devueltos 9,3 millones de baterías para computadoras portátiles.

Los títulos de Sony bajaron el miércoles 1,8%, para cerrar en 5.450 yenes (45,79 dólares), en la Bolsa de Valores de Tokio.

En contraste, Nintendo mejoró el miércoles su pronóstico de ganancias netas para este año fiscal, en 20.000 millones de yenes (167 millones de dólares), para dejarlo en 120.000 millones de yenes (1.000 millones de dólares). Sus acciones en Tokio subieron 1,01%, a 28.800 yenes (241 dólares).

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?