| 8/28/2012 11:00:00 AM

Exgobernador Jeb Bush critica táctica de distracción de Obama sobre economía

El exgobernador republicano de Florida Jeb Bush acusó hoy al presidente de EE.UU., Barack Obama, de recurrir a una "táctica" de distracción de lo que consideró como una fallida gestión económica.

Tampa.  En entrevista con Efe desde la sede de la convención nacional republicana en Tampa (Florida), el exgobernador Bush (1999-2007), hermano del anterior presidente de EE.UU., George W. Bush, afirmó que Obama no merece un segundo mandato, como pide para los comicios de noviembre próximo, porque sus políticas no han producido los efectos deseados.

"En la política, al menos en este país, cuando uno ofrece una alternativa que no produce resultados pues normalmente no gana la reelección. La táctica del presidente Obama es cambiar la conversación, hablar de todas las cosas del mundo, menos de la economía", enfatizó Bush en la entrevista, celebrada en español.

A su juicio, el virtual candidato presidencial republicano Mitt Romney "puede ganar si ofrece una alternativa a las políticas fracasadas del presidente Obama".

En ese sentido, Bush vaticinó que Romney tiene "grandes posibilidades" de ganar en Florida, un estado clave en los comicios del próximo 6 de noviembre y con gran peso político ya que cuenta con 29 votos del Colegio Electoral.

Para ganar la presidencia en EE.UU. se requieren al menos 270 votos del total de 538 del Colegio Electoral.

Obama ganó en Florida en 2008 y, según Bush, este año la contienda se perfila reñida en este estado, que cuenta con una fuerte presencia de votantes hispanos y jubilados, dos bloques electorales clave para ambos partidos.

Según Bush, Romney promueve un plan de Gobierno que se apoya en los pilares de una reforma al sistema regulatorio; una política energética que incentiva la innovación; una reforma que busca simplificar el código tributario y un plan para reducir el abultado déficit fiscal.

Se prevé que los delegados aprueben mañana la plataforma del Partido Republicano, que incluye recortes fiscales, la prohibición del aborto sin excepción alguna, y una política de "mano dura" contra los inmigrantes indocumentados.

Preguntado sobre la retórica anti-inmigrante en algunos sectores de su movimiento político y el apoyo a un muro fronterizo en ese programa, Bush explicó que la iniciativa delinea las ideas generales de un partido y "los candidatos no tienen que abrazar toda la plataforma".

Este año, Bush se ha dado a la tarea de advertir a los republicanos que bajen el tono de su retórica contra la inmigración ilegal, consciente de que entre los votantes hispanos -que son el 11 % del electorado- ésta ha creado una percepción de que el Partido Republicano es "anti-inmigrante".

En 2008, Obama obtuvo el 67 % del voto hispano, en comparación con el 31 % que logró su rival republicano, el senador de Arizona John McCain.

McCain había apoyado un proyecto de ley bipartidista para una reforma migratoria junto con el fallecido senador demócrata Ted Kennedy, pero durante la contienda presidencial de 2008 se pronunció en contra de esa medida.

A lo largo del proceso de primarias, Romney se opuso a una reforma migratoria y al "Dream Act" para la legalización de estudiantes indocumentados, e incluso dijo que la polémica ley SB1070 de Arizona contra los indocumentados podía servir de ejemplo para el resto del país.

En junio pasado, durante un foro hispano en Orlando (Florida), Romney prometió promover una reforma migratoria que permita ampliar la inmigración legal.

Bush señaló que el control de las fronteras "es un tema que despierta mucha emoción no solo acá sino también en Euorpa y en otros lugares".

Sin embargo, subrayó que la inmigración legal "es parte de la solución del crecimiento económico" y EE.UU. necesita a los inmigrantes que "vienen aquí a trabajar, a tener éxito, a invertir".

"La magia de EE.UU. se basa en la experiencia de inmigración y tratar de rechazar eso cuando necesitamos un alza en nuestro optimismo es dañino para el futuro del país", observó Bush, quien ha sido invitado a hablar sobre la urgencia de reformar el sistema educativo del país.

Bush, hijo y hermano menor respectivamente de los expresidentes George H.W. Bush (1989-1993) y George W. Bush (2001-2009) nuevamente rechazó que tenga futuras aspiraciones presidenciales.

"Estoy cómodo con mi vida. Estoy feliz de ayudar a personas como Mitt Romney", puntualizó el exgobernador de Florida.
EFE

                                  
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?