| 10/19/2010 7:00:00 PM

Ex presidente PDVSA critica venta venezolana a Rusia de refinerías alemanas

La reciente venta a Rusia de la participación de Venezuela en cuatro refinerías de la alemana Ruhr Oel GmbH por al menos US$1.600 millones fue criticada hoy por Luis Giusti, ex presidente de la estatal PDVSA.

Caracas.- "El número de US$1.600 millones, más allá de cualquier cálculo (...), es un número que casi cae en la ridiculez", porque las instalaciones y los volúmenes de crudo que procesa Ruhr Oel GmbH "dan un número hasta cinco seis veces por encima de lo que se está oyendo", declaró Giusti a la emisora privada caraqueña Unión Radio.

Bajo el título "Con venta de Ruhr Oil Venezuela se desprende de un mal negocio", PDVSA dijo este lunes en su página web que el valor de venta de su 50% en Ruhr Oel and Gas "supera con creces" los US$1.600 millones que le pagará Rosneft, la mayor petrolera rusa.

A esa suma, añadió PDVSA sin ofrecer más cifras, "se le deberán agregar los inventarios de crudo existentes en sus instalaciones en el momento del cierre de la operación y las facturas pendientes por pagar".

El acuerdo de compraventa fue firmado en Moscú el pasado viernes, en el marco de una visita a Rusia del presidente venezolano, Hugo Chávez.

Rosneft, que se convirtió en la mayor petrolera del país tras adquirir los activos de la expropiada Yukos, dijo que la compra a PDVSA le permitiría tener un 18% de su capacidad de refinado "en el corazón de la Europa industrializada".

Según los analistas, las refinerías alemanas tienen una capacidad combinada de más de un millón de barriles diarios, por lo que la operación sería la mayor compra de activos energéticos europeos por parte de una corporación rusa.

Giusti sostuvo que las actuales autoridades de PDVSA decidieron la venta debido a "una especie de angustia y desesperación por ver de dónde se saca dinero".

"Vender o comprar refinerías es una actitud conceptualmente legítima en cualquier empresa que se está moviendo en el mundo del petróleo", pero "las grandes preguntas detrás de estos anuncios son las motivaciones y las condiciones", insistió.

PDVSA adquirió esa participación en Ruhr Oel GmbH a inicios de los años ochenta "en condiciones muy favorables", aseguró Giusti.

Por el contrario, PDVSA añadió que al decidir la participación en Ruhr Oel GmbH el Gobierno del democristiano Luis Herrera Campins (1979-1984) aceptó que le fueran transferidas a la estatal unas "cuantiosas deudas" y que se le impusiera un millonario "plan de inversiones", de lo cual tampoco ofreció cifras.

"En 30 años (esa participación de Venezuela en Ruhr Oel GmbH) prácticamente no rindió ganancias al país para recuperar las inversiones hechas, tampoco refinó ni un barril de petróleo pesado nacional, ni dio empleo a venezolanos", añadió PDVSA.

En el convenio original establecido por PDVSA y su entonces socia Veba Oil, las cuatro refinerías en Alemania debían procesar crudos pesados y extrapesados procedentes de Venezuela, pero "este objetivo no se cumplió", agregó la estatal venezolana.

Adicionalmente, remató, "una de las condiciones aprobadas en el momento de su adquisición" dio a la empresa PB (que posee el otro 50% de las acciones de Ruhr Oel GmbH) "el derecho a vetar cualquier intención de venta por parte de Venezuela".

 

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?