| 5/2/2007 12:00:00 AM

Ex jefe de ética del BM rechaza declaración de Wolfowitz

Ad Melkert dijo lo anterior el martes durante una presentación ante una comisión especial del banco, que investiga la forma como Wolfowitz manejó el ascenso y paquete económico destinado a Shaha Riza, empleada de la institución.

Washington.- La comisión de ética del Banco Mundial no fue consultada y en consecuencia no aprobó el amplio paquete de compensación dado a la pareja sentimental del presidente del organismo, Paul Wolfowitz, indicó quien fuera el jefe del panel en esa época.

Melkert, quien era el jefe de la comisión de ética cuando se realizó el arreglo para Riza, y ahora trabaja para las Naciones Unidas, expresó que rechaza "cualquier señalamiento indirecto o indicación de que la comisión de ética estaba al tanto, o debía de estar al tanto, de los términos y condiciones del contrato de la señora Riza".

Un día antes, Wolfowitz le dijo al panel que la comisión ética tuvo acceso a todos los detalles sobre el arreglo con Riza, "si así lo hubieran querido". Melkert expresó que la comisión no fue puesta al tanto, ni aprobó los detalles del paquete de compensación para Riza, incluyendo "el fuerte incremento salarial inicial, la cláusula para posteriores incrementos anuales y las de posteriores ascensos". El escándalo desatado por el caso ha llevado a varios sectores a pedir la renuncia de Wolfowitz.

En todo caso, los 24 miembros de la junta directiva del banco decidirá cuál será el curso a seguir, o incluso no tomar decisión alguna. La junta, que se ha reunido esporádicamente durante las últimas semanas, lo hará nuevamente el martes para ser puesta al tanto de los resultados preliminares de las investigaciones del panel especial. Se desconoce si cualquiera que sea su decisión esta emanará del encuentro.

Como sea, la junta podría solicitar la dimisión de Wolfowitz, indicar que no confía en su liderazgo, amonestarle o no tomar medida alguna. Sin embargo, un especialista familiarizado con la institución sugirió que podría surgir un acuerdo intermedio en que se declararía que Wolfowitz actuó de buena fe y él dimitiría posteriormente. "Podría dimitir con su reputación intacta dentro de lo posible", afirmó el catedrático Carl Tobias, de la facultad de derecho de la Universidad de Richmond, en Virginia.

Riza había trabajado en el banco desde hace ocho años cuando asumió la presidencia Wolfowitz en el 2005. Ganaba en aquel entonces 133.000 dólares al año como asesora de comunicación en el Departamento del Medio Oriente del BM. Fue transferida al Departamento de Estado para evitar un conflicto de interés, pero continuó en la plantilla del banco y su salario fue incrementado a 193.590 dólares anuales.

 

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?