| 8/27/2007 12:00:00 AM

Evo Morales: medidas radicales contra embajadores extranjeros

El mandatario denunció, al inaugurar un encuentro de embajadores bolivianos en el exterior, una nueva "conspiración interna y externa" contra su administración e insistió en que "algunos embajadores" estarían detrás de esos supuestos preparativos. "Eso no se llama cooperación, eso se llama conspiración", dijo el mandatario.

La Paz.- El presidente Evo Morales advirtió el lunes que podría tomar "medidas radicales" hacia algunos embajadores extranjeros, pocas horas después de que el vicepresidente Alvaro García indicara que la misión diplomática estadounidense apoya a grupos opositores.

Morales no mencionó directamente a ningún embajador, pero después de lanzar la advertencia criticó el hecho de que algunos países respalden en foros internacionales las políticas de Estados Unidos. Desde el inicio de su gobierno, en enero de 2006, ha lanzado acusaciones de que Washington conspira contra él.

"(Sufrimos) agresiones externas, y no puedo entender cómo algunos embajadores se dedican a hacer política y no diplomacia en nuestro país", señaló Morales, cuyo gobierno ha rechazado permanentes críticas de diversos sectores de que las embajadas de Venezuela y Cuba en Bolivia incurren en injerencia en asuntos internos de este país.

"No sé hasta cuándo vamos a aguantar, (pero) vamos a tomar medidas radicales; no tenemos ningún miedo", dijo Morales.

En sentido contrario, el domingo en la noche, el líder opositor y ex presidente Jorge Quiroga (2001-2002) señaló en declaraciones a la televisora PAT que Morales prepara para septiembre una arremetida contra espacios de poder que no controla, y dar paso a un "gobierno totalitario".

Indicó que a ello responde su decisión de enviar a "100.000 indígenas" a la antigua capital de Sucre para frenar un movimiento de resistencia al oficialismo en la Asamblea Constituyente, con sede en esa ciudad del sur, que ha obligado a la suspensión de sesiones del foro. El oficialismo anunció el fin de semana el envío de ese contingente.

Horas antes, en larga entrevista con la red gubernamental de radio, el vicepresidente García indicó que Estados Unidos financia "centros de atrincheramiento" desde donde se desarrollaría "resistencia ideológica y política". "Con dinero externo se está articulando a la resistencia y esa ayuda no es bien recibida", afirmó.

La semana pasada, el embajador estadounidense en La Paz, Philip Goldberg, fue convocado por el vicecanciller Hugo Fernández para manifestarle la "molestia" del gobierno por supuestas "actitudes inamistosas" del diplomático al haber señalado que informes de la ONU para el año 2006 manifiestan un crecimiento de los cultivos de coca en Bolivia, y que también es evidente un incremento de la producción de cocaína.

Pocas semanas antes, Morales había acusado a Washington de conspirar contra su gobierno por el caso de una joven estadounidense que quiso ingresar a Bolivia con 500 balas de arma deportiva, solicitadas por un militar de la misión de Estados Unidos y criticó a la embajada por el intento de otro funcionario de exportar armas antiguas a ese país.

Morales también señaló, en cuanto a la supuesta conspiración interna, que procede de la oposición de derecha, que ahora buscaría el cierre la Asamblea Constituyente para evitar que en ella se inscriba un pedido "planteado por las organizaciones sociales" para que se habilite la reelección indefinida del presidente.

También dijo que parte de la conspiración se evidencia en que "la justicia no acompaña el proceso de cambio" de su gobierno, y señaló que en ese marco se inscribe la acusación que ha planteado por prevaricato contra cuatro de los cinco miembros del Tribunal Constitucional.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?