| 5/12/2006 12:00:00 AM

Europeos fustigan a Chávez y Morales

El anfitrión, el canciller federal austríaco Wolfgang Schuessel, afirmó a los dos países que la apertura de los mercados es clave para promover el crecimiento económico y la prosperidad, tema central de la reunión.

Los líderes de la Unión Europea criticaron enérgicamente el viernes las medidas proteccionistas de Bolivia y Venezuela en el terreno de la energía, en la cumbre a la que asisten 58 líderes europeos y latinoamericanos.  
El anfitrión, el canciller federal austríaco Wolfgang Schuessel, afirmó a los dos países que la apertura de los mercados es clave para promover el crecimiento económico y la prosperidad, tema central de la reunión.
 
"Siempre existen dos posibilidades en la vida. O se desea abrir los mercados, o no. La elección es vuestra", dijo Schuessel. "Pero la realidad es que... las sociedades con mercados libres tienen mejor desempeño que las estructuras cerradas, restringidas".
 
El primer ministro británico Tony Blair instó a los presidentes Evo Morales, de Bolivia, y Hugo Chávez, de Venezuela, a demostrar al mundo que son responsables con el uso de sus recursos energéticos.
 
Blair dijo que la nacionalización de los hidrocarburos de Bolivia y Venezuela preocupaban a todos. "Lo más importante es que cada uno use de manera responsable el poder que tiene", afirmó en conferencia de prensa.
 
Dijo que los combustibles constituyen "una cuestión central para las naciones".
"Todo país necesita un suministro seguro de energía", dijo, y todos nosotros tenemos una responsabilidad ante la comunidad mundial de tratar de manejarlo de manera sensible".
 
Todas las miradas recaían sobre Chávez y en particular sobre Morales, que asiste a su primera cumbre importante con líderes europeos desde que asumió.
 
Morales advirtió el jueves que las empresas (incluida Petrobras de Brasil) podrían no ser indemnizadas tras la nacionalización de sus operaciones en Bolivia, declaraciones que causaron nueva preocupación entre funcionarios de Brasil además de la UE.
 
Las afirmaciones provocaron frustración entre los participantes de la cumbre que esperaban reforzar los lazos comerciales. La UE es el segundo mayor socio comercial de América Latina después de Estados Unidos.
 
El jefe de relaciones exteriores de la UE, Javier Solana, que mantuvo el jueves conversaciones bilaterales con Morales, dijo que el líder izquierdista era alguien con quien la UE puede hacer negocios.
 
"Tenemos que seguir conversando, tenemos que tratar de influir el comportamiento de las naciones... de lo que son las reglas básicas de la economía internacional", dijo a la AP. Pero advirtió que un país que no ofrezca garantías a otros se arriesga a perder las inversiones extranjeras.

FUENTE: AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?