| 10/11/2011 11:20:00 AM

Europa somete a bancos a prueba de capital más dura

El regulador bancario europeo demandó que los prestamistas de la región alcancen una posición de capital significativamente más sólida en una nueva serie de pruebas de solvencia, dijeron a Reuters fuentes bancarias y de supervisión.

La Autoridad Bancaria Europea (EBA, por su sigla en inglés) quiere que los bancos tengan un ratio de capital estructural (Tier 1) de al menos un 7% bajo un escenario de recesión, y los que suspendan la prueba deberán reforzar su capital, señalaron dos fuentes bancarias.

Los datos fueron solicitados el viernes y se le ha pedido a los bancos que los presenten el martes, según tres fuentes. La información está basada en el cierre de junio. "Se prevé que un número significativo de bancos no pase la prueba", dijo una de las fuentes.

La prueba de solvencia a la que la EBA sometió a 90 bancos en el verano boreal fue muy criticada por no ser lo suficientemente estricta. El exámen requirió que se mantuviese un capital estructural de un 5 %, pero no aplicó pérdidas severas por las inversiones en deuda griega y otras obligaciones soberanas.

Se espera que la prueba actual valore la deuda de la periferia de la zona euro a precios de mercado. Usando una barrera mínima de un 7%, los datos previos de las pruebas de tensión y los actuales precios de mercado de los bonos soberanos, cerca de 48 bancos reprobarían y necesitarían recaudar 99.000 millones de euros, según datos de Reuters Breakingviews.

Sólo ocho bancos suspendieron la prueba en julio. Las fuentes dijeron que los prestamistas podrían tener que recaudar alrededor de 100.000 millones de euros (US$136.600 millones).

Los bancos griegos serían los más castigados. National Bank of Greece, Eurobank y otros cuatro grandes prestamistas necesitarían 30.000 millones de euros bajo el nuevo escenario.

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?