| 10/28/2013 11:11:00 AM

Eurogrupo pide a España reformas laborales

El presidente del Eurogrupo, Jeroen Djisselbloem, dijo que nada hace pensar que la banca española deba prolongar el programa de asistencia financiera que concluye en diciembre, al mismo tiempo que pidió más reformas laborales y trabajo "más duro" y prolongado.

Durante su intervención en el Nueva Economía Fórum, Djisselbloem, al que presentó el ministro español de Economía Luis de Guindos, reconoció que España ha empezado a "pasar página" y ha entrado en el camino de la recuperación.

Frente a sus homólogos europeos, indicó, la banca española muestra importantes ventajas, en parte gracias a los exhaustivos análisis a los que se ha sometido; por ello, cuando se evalúe a finales de año el programa de asistencia financiera, su resultado será positivo.

Dijsselbloem elogió el esfuerzo y las medidas "nada fáciles" que adoptó España para salir de la crisis y cumplir con el programa de consolidación fiscal, aunque advirtió de que son necesarias más reformas laborales que hagan más dinámico el mercado de trabajo y modernicen la contratación.

El también ministro de Finanzas de los Países Bajos lamentó el elevado desempleo juvenil "el doble que el general" y añadió que frente al envejecimiento de la población habrá que "trabajar más largo y más duro", en referencia al alargamiento en la edad de jubilación.

Asimismo, cree que hay que compaginar políticas de crecimiento en la zona euro con el mantenimiento del modelo social, aunque alerta de que todos los países deben seguir haciendo reformas estructurales para "adaptarse a la nueva realidad económica".

En este sentido, recordó que la implementación de cambios estructurales harían que el crecimiento de la UE aumentara entre un 5 % y un 10 % más.

"Será difícil llegar a niveles de crecimiento como los registrados antes de la crisis", dijo, tras indicar que actualmente toca pagar las deudas contraídas en el pasado y que además el acceso al crédito en el futuro "no será tan fácil".

Tanto Djisselbloem como De Guindos destacaron la importancia que tiene para la recuperación económica y financiera de Europa la unión bancaria, mediante la cual a finales del próximo año el Banco Central Europeo (BCE) supervisará al 80 % de las entidades europeas.

La unión bancaria, indicó Djisselbloem, minimizará el contagio de las entidades financieras al riesgo soberano, para lo cual el Mecanismo Europeo de Estabilidad prevé dos respuestas, uno es un programa específico para los bancos, y el otro es la recapitalización directa de entidades, opción está "muy atractiva pero muy complicada".

Asimismo, se mostró partidario de que los riesgos sean soportados por los inversores y no por los contribuyentes.

En cualquier caso, insistió De Guindos, el programa de la unión bancaria debe ser "riguroso, ambicioso y transparente".

Aunque se mostró convencido de que el crédito a familias y empresas se recuperará en breve, el presidente del Eurogrupo advirtió sobre el riesgo de contraer nuevas deudas cuando aún no se ha terminado de pagar las anteriores.

Hay que trabajar para que los bancos recuperen sus balances y mejoren sus reservas, ya que una vez conseguido esto el crédito comenzará a fluir hacia familias y empresas, algo que en su opinión "ya es el caso en España".

Durante su discurso el presidente del Eurogrupo insistió en que España ha empezado a "pasar página" e incluso dijo que podría ser uno de los países miembros que ayuden al crecimiento de la Eurozona.

Al respecto, afirmó que hay "razón para ser optimistas" y confió en que el PIB de la zona euro crezca en 2014, aunque "esto no significa que estemos a salvo".

EFE/D.com

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?