| 8/6/2010 4:30:00 AM

E.U. impone cuota de US$14 por autorización electrónica de turista

El Gobierno estadounidense comenzará a cobrar a partir del 8 de septiembre una cuota de US$14 por rellenar la autorización electrónica obligatoria para viajar al país, informó hoy el Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

Washington.- Hasta ahora el trámite era gratuito, pero a partir del esa fecha los turistas tendrán que pagar US$14: US$10 que se destinarán a promover el turismo en el país y los otros US$4 para sufragar gastos administrativos del ESTA, explicó el DHS.

La comisaria europea de Asuntos Interiores, Cecilia Malmström, lamentó la decisión del Gobierno estadounidense, que "será otra carga adicional para los ciudadanos europeos que viajen a E.U.".

"He reiterado mi preocupación por la introducción de esta tasa y estoy convencida de qu los nuevos requisitos son incompatibles con el Compromiso de los estadounidenses de facilitar la movilidad transatlánticas", señaló en un comunicado difundido por la oficina de la Unión Europea en Washington.

La Comisión Europea consideró antes de que se pusiera en marcha el ESTA que dicho formulario no debía ser considerado como una solicitud de un visado.

No obstante, el DHS ha señalado que la regla sobre esta cuota está todavía sujeta a cambios.

El 12 de enero de 2009, Estados Unidos determinó que los pasajeros procedentes de países que no necesiten visado para estancias de menos de 90 días, como España, tienen que obtener previamente una autorización electrónica.

En concreto, requería a los ciudadanos de 22 países de la Unión Europea (UE) así como de otros 13 Estados, registrarse con suficiente antelación en la página web https://esta.cbp.dhs.gov

El sistema, denominado Sistema Electrónico de Autorización de Viaje (ESTA, en inglés), sustituyó al tradicional formulario verde, conocido como el I-94W, que los viajeros solían rellenar en el avión y entregar a su llegada en el control de inmigración en E.U.

El formulario electrónico está disponible en 21 idiomas y el pasajero tiene que poner, en inglés, sus datos personales, número de pasaporte, número de vuelo y proporcionar una dirección en E.U., así como contestar siete preguntas relacionadas con enfermedades, detenciones, terrorismo, espionaje y narcotráfico, entre otras.

Una vez completado el proceso, el sistema informático puede dar tres respuestas: autorización aprobada, autorización no aprobada o autorización pendiente, caso este último en el que el pasajero debe entrar al menos 72 horas antes de su viaje en la página web para recibir una respuesta definitiva a su solicitud.

Si la autorización es denegada, el viajero debe solicitar un visado en el consulado o la embajada estadounidense.

El ESTA no emite una justificación de la razón por la que una solicitud ha sido rechazada, pero es referido al Departamento de Estado estadounidense si quiere saber los detalles.

La autorización de viaje no implica necesariamente que el pasajero pueda entrar al país, ya que únicamente permite embarcarse en un avión o crucero y la decisión final corresponde a los agentes del Servicio de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP).

 

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?