| 2/1/2006 12:00:00 AM

E.U. no devolverá impuestos pagados antes de CAFTA a Guatemala

El tratado, que tenía que ser firmado el 1 de enero,todavía no es vigente.

Guatemala quedará en desventaja ante Honduras mientras no esté aprobado el acuerdo comercial con Estados Unidos (CAFTA) debido a que ese país devolverá a sus importadores los aranceles pagados por productos hondureños entre enero de 2004 y el día en que entre en vigor el tratado.

Gracias a una legislación más flexible, Honduras sí devolverá a sus importadores los aranceles que hayan pagado por productos estadounidenses, condición de reciprocidad que pide el gobierno de Washington para hacer los reintegros.

Guatemala tiene una prohibición constitucional para aplicar la ley de forma retroactiva y por ello no podría reembolsar aranceles pagados anteriormente a la entrada en vigencia del tratado.

Estaba previsto que el CAFTA entrara en vigencia el uno de enero de 2005, sin embargo, los congresos de la región centroamericana se retrasaron en aprobar las modificaciones a las legislaciones locales para armonizarlas con el texto del tratado y, luego, Estados Unidos presentó nuevas exigencias a lo ya acordado.

La promesa de poder recuperar los aranceles pagados podría hacer más atractivo comprar productos hondureños antes que los guatemaltecos, dijo el viceministro de comercio exterior guatemalteco Enrique Lacs.

Los industriales hondureños "pueden argumentar que no importa cuándo entre su país en el CAFTA, porque a sus compradores les van a devolver los impuestos", añadió Lacs.

La negativa de Estados Unidos a devolver los aranceles pagados por productos guatemaltecos afectará a los pocos productos que aún pagan impuesto para ingresar a ese país. En particular se trata de algunos renglones de ropa confeccionada con materias primas no estadounidenses.

Después de China y México, Honduras es el tercer proveedor de proveedor de ropa maquilada a Estados Unidos. Guatemala ocupa el puesto 15.

"Estados Unidos pidió que para devolver los impuestos pagados allá, nosotros devolviéramos los aranceles que pagaron los importadores de productos estadounidenses de forma retroactiva", dijo Lacs.

Para Guatemala, dijo el viceministro, no sería una gran carga fiscal devolver lo pagado por los importadores guatemaltecos. Después de todo, la mayor parte de productos estadounidenses ingresan al país sin pagar impuesto de importación. Sin embargo, "no se puede hacer", dijo.

"Para 2004 eran como dos millones de dólares, y para los demás años también era algo por el estilo". En cambio, para los importadores en Estados Unidos esta medida sí habría representado un atractivo para comprar los productos nacionales.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?