| 11/6/2010 11:00:00 AM

EU y China bajan tono a confrontación por economía

Estados Unidos y China parecieron disminuir el sábado las crecientes críticas mutuas sobre sus políticas económicas, aunque Pekín aclaró que aún le preocupa la última medida de Washington para imprimir más dinero.

Kioto, Japón - El tono, menos confrontacional, se produce tras una reunión de dos días entre ministros de Finanzas del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC, por su sigla en inglés), que dio su respaldo al acuerdo del mes pasado del Grupo de los 20 (G-20) para evitar devaluaciones competitivas y estar atentos ante movimientos volátiles de tipo de cambio.

El encuentro en la antigua capital japonesa de Kioto se desarrolló en medio de las crecientes críticas hacia la política monetaria estadounidense y sus propuestas para resolver los desequilibrios económicos.

Pero el viceministro de Finanzas chino, Wang Jun, manifestó su apoyo a la política de alivio cuantitativo impulsada por Estados Unidos para ayudar a su economía.

"Impulsar a la economía estadounidense tendrá un rol importante en la recuperación económica global", dijo a la prensa.

Pero en una clara referencia a Estados Unidos, que esta semana anunció la inyección de US$600.000 millones a su sistema bancario, Wang advirtió a las grandes economías que eviten la emisión excesiva de moneda.

Otras naciones líderes han emitido advertencias sobre las últimas medidas estadounidenses para impulsar a su economía.

El jefe del banco central brasileño, Henrique Meirelles, dijo el viernes que la decisión de la Reserva Federal estadounidense amenazaba con crear burbujas de activos en otros países.

Por su parte, el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schaeuble, calificó a la política monetaria estadounidense como "desorientada".

Sin embargo, el presidente de la Fed, Ben Bernanke, justificó la decisión de comprar US$600.000 millones en deuda de Gobierno señalando que el bienestar económico de Estados Unidos era importante para el crecimiento global.

REDUCIR DESEQUILIBRIOS

La reunión en Kioto se llevó a cabo antes de que los líderes del G-20 se reúnan en Seúl el 11 y 12 de noviembre para resolver parte de sus diferencias sobre la resolución de los desequilibrios que alteran a la economía mundial.

Estados Unidos sugirió fijar metas numéricas para frenar los superávits y déficits de cuenta corriente, algo que Pekín calificó como una planificación central obsoleta.

Pero el secretario del Tesoro estadounidense, Timothy Geithner, negó cualquier plan inmediato de fijar metas rígidas.

Estados Unidos propuso limitar los superávits de cuenta corriente para alentar a los exportadores, especialmente a China, a contribuir al equilibrio con la reducción de su dependencia de la demanda externa.

"Se está construyendo una base común (...) para tratar los desequilibrios externos (...), además de la estabilidad del sistema monetario global", dijo el ministro de Finanzas japonés, Yoshihiko Noda.

"Acordamos seguir el debate en un modo más específico para concretar este trabajo. Creo que eso es progreso", aseveró.

(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?