| 9/28/2011 6:20:00 PM

Etiopía busca vender café a Asia por si se derrumba la economía de EEUU y UE

Etiopía está buscando exportar café, su principal fuente de divisas, a China, Japón y Rusia por miedo a que se derrumben los mercados de Estados Unidos y de la Unión Europea (UE), informaron hoy medios locales.

El café es la materia prima que Etiopía más exporta, lo que hace que el país dependa en gran medida de su venta a otras naciones: durante el 2010-2011, el café llevó al país africano más de 841 millones de dólares, casi 300 millones más que el año anterior.

Mientras que el Gobierno planea incrementar esta cifra a 1.500 millones de dólares, la frágil economía de Estados Unidos y la Unión Europea, países a los que tradicionalmente Etiopía exportaba su café, hace que su objetivo sea difícilmente alcanzable, por lo que se está viendo forzado a buscar nuevos mercados, según The Reporter.

El medio indica que una delegación de comerciantes de café y de representantes de sindicatos de agricultores se desplazó a Japón a principios de semana para tratar de convencer al país nipón de que comience de nuevo a importar café etíope.

Japón, que solía comprar un 20 por ciento del café que exporta Etiopía, prohibió su comercio en el país después de que descubriera productos químicos dañinos en uno de los envíos del producto.

The Reporter detalla que otra delegación se dirigió a China la semana pasada para solicitar el inicio de la exportación al gigante asiático, mientras que por otra parte Etiopía ya negocia con Rusia las condiciones de venta de su café.

Hasta el momento, Etiopía dedica unas 500.000 hectáreas al cultivo de café, aunque varios estudios concluyen que más de 12 millones de hectáreas podrían dedicarse a esta explotación.


EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?