| 3/6/2011 4:00:00 PM

Estudio señala los riesgos para la salud infantil de reformas en viviendas

Un informe dado a conocer hoy advirtió sobre el peligro para la salud de los niños que suponen las reformas en viviendas por el riesgo de que se liberen sustancias tóxicas, como el plomo o el amianto, durante la obras.

Toronto, Canadá - El informe "Renovaciones saludables" de la Asociación de Derecho Medioambiental de Canadá (CELA, por sus siglas en inglés), advirtió de que las obras de renovación de viviendas pueden causar que los niños entren en contacto con productos tóxicos como el plomo o el amianto.

El riesgo ha crecido en los últimos años ante el aumento de las renovaciones de viviendas en Norteamérica para mejorar la eficiencia energética de las casas, uno de los programas para la lucha contra el cambio climático que se han puesto en marcha en Canadá y Estados Unidos.

El estudio recuerda que los niños expuestos al plomo, un material utilizado en el pasado para la producción de pinturas, puede reducir el nivel de inteligencia y que el amianto está asociado con enfermedades respiratorias y cáncer de pulmón.

La directora ejecutiva de CELA, Theresa McClenaghan, afirmó a través de un comunicado que "a menos que se sea cuidadoso para evitar la liberación de productos químicos tóxicos y asegurar una adecuada ventilación, las renovaciones pueden crear graves riesgos de salud, especialmente entre los niños".

McClenaghan dijo que la mayor preocupación es el plomo. En Canadá, hasta 1977 el plomo era añadido en las pinturas de interiores para hacerlas más brillantes, por lo que las renovaciones en viviendas construidas antes de 1978 pueden liberar grandes cantidades de este metal pesado.

El profesor Bruce Lanphear, de la Universidad Simon Fraser de Canadá, dijo que "la exposición al plomo a edades tempranas puede alterar permanentemente la corteza prefrontal del cerebro infantil".

Según el informe, un nivel de plomo de 1 a 10 microgramos por decilitro de sangre en niños provoca que el nivel de inteligencia caiga 6 puntos.

Además, entre los efectos largo plazo de la exposición a plomo, Lanphear citó un lento desarrollo, problemas de aprendizaje, pérdida de oído y déficit de atención. Incluso los niños con moderados niveles de exposición a plomo pueden sufrir cambios neurológicos y de comportamiento. EFE


 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?