| 8/12/2011 3:20:00 PM

Estudiantes protestan en Honduras

Centenares de estudiantes marcharon el viernes para protestar contra un proyecto de ley que aseguran pretende privatizar la enseñanza pública en Honduras.

Tegucigalpa — "La juventud en resistencia se vistió hoy de negro bajo el lema de rebelarse es educarse y manifestarse en defensa de la escuela pública", dijo en un comunicado el Frente Nacional de Resistencia Popular.

Las protestas son auspiciadas por el Frente, integrado por seguidores del derrocado presidente Manuel Zelaya (2006-2009), y la Federación de Organizaciones Magisteriales, con unos 60.000 educadores.

El ministro de Educación, Alejandro Ventura, afirmó el viernes en rueda de prensa que "el Frente pretende crear el caos en el país, usando a los estudiantes. Y los padres deben hablar con sus hijos para que entren en razón y no sean usados políticamente".

El subdirector nacional de la policía, general René Maradiaga, afirmó en rueda de prensa que "a la marcha asistió un reducido grupo de zelayistas y la mayoría eran maestros del Frente de Resistencia".

Los protestantes recorrieron un trayecto de unos cinco kilómetros y se concentraron frente a la sede del legislativo. Los organizadores dijeron que también hubo una marcha en San Pedro Sula, a unos 180 kilómetros al norte de la capital.

El conflicto entre estudiantes y el gobierno se inició hace dos semanas, cuando un reducido grupo de escolares ocupó por siete días unos 50 centros de enseñanza de diferentes ciudades del país.

La policía los desalojó el martes de los planteles, pero los adolescentes volvieron ocuparlos a un día después y desde entonces impiden las clases.

Los educandos exigen al Estado que dote de más mobiliario e instalaciones físicas a los centros educativos y más cantidad de maestros. También la destitución del ministro de Educación.

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?