| 3/4/2010 3:25:00 PM

Estados Unidos cuestiona escasa cooperación de Venezuela para enfrentar a las Farc

Venezuela debe combatir a las Farc porque representan una amenaza para ese país, para Colombia y para toda la región, dijo el jueves un funcionario del Departamento de Defensa de Estados Unidos que cuestionó la poca colaboración de Caracas en la lucha contra el grupo insurgente.

Bogotá.-  El subsecretario adjunto de Defensa para asuntos del hemisferio occidental, Frank Mora, destacó la colaboración que comenzó a dar Ecuador a Colombia, pero se quejó del Gobierno del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, el más fuerte crítico de Estados Unidos en América Latina.

"Venezuela debe combatir este flagelo", dijo Mora en una conferencia de prensa refiriéndose a las izquierdistas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), consideradas por Estados Unidos como una organización terrorista.

Chávez ha sido acusado de tener vínculos con la guerrilla de Colombia, mientras que fuentes de seguridad de Bogotá denunciaron en el pasado que importantes comandantes de las FARC se refugian en ese país para evadir una ofensiva militar.

"Con Venezuela es mucho más difícil, nosotros quisiéramos que hubiera más cooperación porque esto (la guerrilla) es una amenaza a Colombia y Venezuela, esperamos que se pueda lograr. Hasta el momento no hemos visto esa voluntad por parte de Venezuela de cooperar con nosotros, con Estados Unidos y con Colombia", afirmó Mora. "En el caso de Ecuador hemos visto ya intercambio y diálogos (...) un proceso de cooperación sobre la frontera que es muy importante. Nosotros vemos eso muy positivo en la cooperación entre Ecuador y Colombia", agregó.

Las relaciones diplomáticas de Colombia y Venezuela están inmersas en la peor crisis en la historia reciente desde julio del año pasado. La crisis comenzó cuando Chávez ordenó llevar a cero el comercio con Colombia en represalia por la firma de un acuerdo de Bogotá con Washington que da acceso a militares estadounidenses a siete bases para realizar operaciones contra el narcotráfico y el terrorismo.

El mandatario venezolano sostiene que desde las bases militares de Colombia, Estados Unidos planea una invasión a su país para frenar la revolución que impulsa a favor de los más pobres, tesis que Mora negó. El subsecretario adjunto de Defensa dijo que se ha comprobado la influencia de las FARC en otros países de la región y aseguró que no es una sorpresa hablar de nexos de esa guerrilla con ETA de España porque los grupos terroristas buscan apoyarse más allá de sus fronteras.

"Las amenazas y los retos de hoy son trasnacionales, estas amenazas no convencionales, muy complejas, requieren de unas respuestas multinacionales", aseguró.

El funcionario estadounidense descartó un cambio en las relaciones de Bogotá y Washington con el futuro Gobierno que reemplazará al del presidente Alvaro Uribe, quien quedó sin posibilidades de ser candidato y buscar su segunda reelección inmediata después de un fallo de la Corte Constitucional que declaró ilegal un referendo que busca habilitarlo.

Mora destacó la madurez e institucionalidad de las relaciones binacionales y dijo que van más allá de quién es el presidente, el ministro o el secretario de Defensa. El funcionario pronosticó que habrá continuidad en la relación Bogota-Washington que es estratégica y corresponde a una política de Estado y no de Gobierno.

Uribe es considerado como el más importante aliado de Estados Unidos en América Latina en momentos en que gobernantes de izquierda ganan protagonismo. Por su parte Washington, el mayor aliado de Colombia en la lucha contra el narcotráfico y la guerrilla, ha entregado desde el año 2000 más de 5.000 millones de dólares en ayuda militar y social para combatir los cultivos de hoja de coca, la producción de cocaína y su comercialización.

 

Reuters

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?