| 2/16/2006 12:00:00 AM

Esta semana se decide el cierre del TLC

Según algunos empresarios los resultados de la visita de Uribe se verán esta semana.

Tenía que haber sido el viernes de la semana pasada. Pero el cronograma y el hecho de que este lunes es feriado en Estados Unidos resultaron un frenazo de las negociaciones del acuerdo de libre comercio entre Estados Unidos y Colombia. Durante el fin de semana, sin embargo, los equipos negociadores continuaron sus intercambios de propuestas, que se han realizado por medios electrónicos. "Vamos a retomar las reuniones a partir del día martes, con el fin de cerrar el tratado", informó el ministro de Comercio, Humberto Botero.

Poco antes de regresar el sábado desde Washington sin lograr el cierre del acuerdo, Uribe señaló que "hay razones para angustiarse si no hay tratado y razones para tener optimismo sobre los beneficios del tratado para Colombia."

El mandatario logró ser recibido en una cita fuera de agenda por el presidente estadounidense George W. Bush, además de reunirse en dos ocasiones con la secretaria de Estado Condolezza Rice y el representante comercial de Estados Unidos, Rob Portman, con un único avance: el cierre de la mesa de propiedad intelectual del TLC.

Aun así, los opositores del TLC siguen vociferando en contra del acuerdo. En la última semana algunos gremios de empresarios, la Iglesia Católica y la oposición llamaron la atención sobre el riesgo de que un mal TLC con Estados Unidos altere la relación con otros socios comerciales como Venezuela.

"Se nos dijo que por el papel que cumple Colombia en la lucha contra el terrorismo y el narcotráfico, Estados Unidos tendría especiales miramientos. Pero desde el primer día fueron claros: negocios son negocios", señaló Enrique Daza, director de la Red Colombiana contra el Acuerdo de Libre Comercio (Recalca).

Y en un fallo cuyas implicaciones aún no son claras, el Tribunal Superior de Cundinamarca (centro), ordenó a Uribe abstenerse de firmar un TLC lesivo para el interés nacional.

El gobierno respondió anunciando que apelará esta decisión que dijo no le impide seguir negociando. "Yo creo en la utilidad del tratado para Colombia", insistió Uribe tras conocer el fallo.

Para el gobierno las cifras son claras. Las exportaciones a Estados Unidos se han más que duplicado en una década y superan los 6.500 millones de dólares (de un total de 21.500 millones), y muestran que el camino es ampliar el libre acceso a ese mercado, según el Ejecutivo.

Fue por eso que Colombia junto con Perú y Ecuador, iniciaron en mayo de 2004 la negociación del TLC que debía finalizar en diciembre pasado. Culminado ese plazo sólo Lima cerró el pacto y Ecuador espera retomar las negociaciones en marzo.

Para algunos expertos el problema es que se trata de un camino muy competido, donde México y Chile ya sacaron ventaja y se aprestan a hacerlo los países centromericanos que negociaron un TLC con Estados Unidos.

Además Estados Unidos exige una reciprocidad que algunos sectores consideran peligrosa.

'Actualmente, la balanza comercial con Estados Unidos favorece a Colombia. Al liberar los aranceles e imponer su criterio sobre la propiedad intelectual la avalancha de productos agrícolas subsidiados y de fármacos arruinaría el campo y pondría al borde de la quiebra nuestros laboratorios', sostiene Habib Merheg, un senador oficialista.

Merheg, que disiente de Uribe en el tema del TLC agrega que 'tal como esta planteado el tratado, debilitará la estructura agropecuaria, industrial y de servicios' y destruirá al menos 300.000 empleos.

Por el contrario Luis Carlos Villegas, presidente de la Asociación Nacional de Industriales y uno de los principales apoyos del gobierno, pide no hacer 'previsiones alarmistas' y considera que los 'beneficios del TLC serán mayores'.

Otro empresario, Jorge Enrique Bedoya, presidente de la Federación Nacional de Avicultores, considera que si bien 'la visita del presidente le puso una tónica diferente a lo que son tradicionalmente las negociaciones de los Tratados, su efectividad o no' sólo se podrá medir al término de la negociación esta semana.

Los avicultores temen el desastre si el TLC aprueba el ingreso de 7.000 toneladas de trozos de pollo a Colombia. Ese punto, junto al del arroz y los controles fitosanitarios serán los temas vitales de las tratativas finales.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?