| 1/24/2011 5:15:00 PM

Esperan 18 dignatarios en cumbre Sudamérica con árabes

Al menos 18 jefes de Estado participarán en la cumbre del Foro América del Sur-Países Arabes (ASPA) programado para mediados de febrero en la capital peruana.

Lima — "Todos los presidentes de Sudamérica, excepto Uruguay, han confirmado su presencia", informó el lunes en conferencia de prensa el canciller peruano José García Belaunde. Explicó que el mandatario uruguayo José Mujica cumplirá una visita oficial a Perú previa a la reunión. Desde la región árabe se espera la llegada de los jefes de Estado de Marruecos, Qatar, Siria y el presidente de la Autoridad Nacional de Palestina, mientras que otros países enviarán a sus "príncipes coronados", señaló. Asimismo, dijo que aún se espera la confirmación de los mandatarios de Argelia, Yemen y Jordania, mientras que países como Túnez y Líbano enviarán solo a delegados diplomáticos debido a las crisis internas que afrontan. García Belaunde dijo que la tercer Cumbre ASPA, que se celebrará el 16 de febrero en Lima, tiene como finalidad estrechar los vínculos políticos, económicos y de cooperación entre las dos regiones. Sudamérica espera atraer inversionistas de las grandes naciones petroleras, expresó el diplomático. La paz, seguridad, situación del Oriente Medio, la reforma del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas son los temas más importantes que serán abordados en la cita, en la que participará el secretario general del organismo multilateral Ban Ki Moon, dijo el canciller. En los cuatro días previos a la cumbre presidencial se realizarán reuniones empresariales, un encuentro de oficiales ASPA y una reunión de cancilleres, quienes debatirán el acuerdo final que será suscrito por los dignatarios.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?