| 4/20/2010 2:45:00 PM

España trabaja para mejorar relación UE-Latinoamérica

El gobierno español reafirmó el martes su voluntad de mejorar el diálogo entre la Unión Europea y América Latina e insistió en modificar el actual marco de relaciones entre Bruselas y Cuba.

Madrid — El secretario de Estado para Iberoamérica de la cancillería, Juan Pablo de Laiglesia, dijo que España está trabajando con sus socios europeos para avanzar en esas relaciones con Latinoamérica durante su presidencia de turno de la UE, que finaliza en junio.

"América Latina no es una prioridad para España sino una dimensión natural de la acción exterior española", aseguró De Laiglesia en un acto organizado por la Secretaría General Iberoamericana en Madrid.

A un mes de la Cumbre Europa-América Latina-Caribe, que reunirá a jefes de estado y de gobierno de ambos bloques en Madrid, De Laiglesia también reiteró que uno de sus objetivos es buscar una nueva relación con las autoridades cubanas.

El objetivo es superar la actual Posición Común, un texto vigente desde 1996 que condiciona las relaciones plenas de la UE con la Habana a cambios en el sistema comunista de la isla.

"El marco actual de relaciones de Posición Común data de hace trece años y ha sido rígidamente mantenida mientras todo cambiaba en el resto del mundo", afirmó. "Nos gustaría llevar adelante la reflexión con nuestros socios europeos sobre la bondad de este instrumento y la necesidad de cambiarlo".

La Posición Común, que se revisa anualmente en junio, requiere la unanimidad de los 27 países de la UE para su modificación. El gobierno español ya ha reconocido que será muy difícil alcanzar el quorum, al menos a corto plazo, para llevar adelante sus propuestas de cambio.

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?