| 1/8/2009 12:00:00 AM

España supera la barrera de los 3 millones de desempleados

MADRID _ Los servicios públicos de empleo españoles superaron en diciembre la barrera de los 3 millones de personas sin trabajo, tras sumar en 2008 casi un millón de nuevos desempleados.

El Ministerio de Trabajo informó el martes que diciembre registró 139.694 desocupados más, un incremento del 4,6% con respecto al mes anterior, y situó la cifra de desempleados en 3.129.000 personas, el peor balance desde 1996.

Entre la población inmigrante, los datos volvieron a ser alarmantes. La subida mensual del desempleo fue del 8,25%. En total, más de 410.000 extranjeros están inscritos en los servicios de empleo.

"Estamos atravesando una situación global que es nueva e inédita y el año 2009 será muy difícil, en la medida en que seguirá creciendo el desempleo, como consecuencia de la caída de la actividad productiva y del consumo", advirtió la secretaria general de Empleo, Maravillas Rojo.

El impacto de la crisis económica en sectores clave en el crecimiento del país, como la construcción y los servicios, han golpeado con especial virulencia al mercado laboral.

De acuerdo con los registros del Ministerio, el desempleo subió un 46,9% a lo largo de 2008. Es decir, casi un millón de personas perdieron su puesto de trabajo.

Entre los inmigrantes, cerca 200.000 se quedaron sin empleo, lo que supuso un incremento interanual del 93,8%.

Diciembre fue el noveno mes consecutivo en el que subió el desempleo. De acuerdo con la agencia estadística europea Eurostat, España es el país de la Unión Europea con mayor número de desocupados.

Por todo ello, el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero aprobó recientemente una paquete de medidas para estimular la creación de empleo.

En concreto, el plan supone una inyección económica de 11.000 millones de euros (Unos 15.000 millones de dólares) para ayudar a sectores como el del autómovil e impulsar diversas obras públicas que favorezcan la contratación de desempleados.

Otras medidas, contemplan premiar con incentivos económicos a las empresas que contraten a personas sin trabajo con especiales cargas familiares.

"Existe una esperanza razonable de que el conjunto de medidas adoptadas en el ámbito europeo y por el gobierno de España tengan efectos (positivos) sobre el empleo", precisó Rojo.

Entre los inmigrantes, el ejecutivo puso en marcha en noviembre el llamado plan de retorno voluntario, una iniciativa que pretende favorecer el regreso de extranjeros desempleados a sus países de origen.

El plan contempla el pago adelantado del subsidio por desempleo e incluye el compromiso de no regresar a España en al menos tres años. Sin embargo, en poco más de un mes de vida, menos de 800 inmigrantes han solicitado acogerse al programa.

Después de una década de un enorme crecimiento, la economía española se encuentra al borde la recesión, debido a la crisis internacional y al profundo estancamiento del sector inmobiliario.


(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?