| 12/1/2005 12:00:00 AM

España: más ricos pero con más pobres

La economía española ha crecido de forma intensa en los últimos años, pero lo ha hecho de una forma desigual.

La economía española ha crecido de forma intensa en los últimos años, pero lo ha hecho de una forma desigual que ha ensanchado la distancia entre ricos y pobres, según la Encuesta de Condiciones de Vida que ayer publicó el Instituto de Estadística español.

Si en el año 2001, el 18,8% de las familias españolas vivía por debajo del umbral de la pobreza, en 2004 ese porcentaje ha aumentado hasta representar el 19,9% de las 14,68 millones de familias contabilizadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE), incluidas las que cuentan con un solo miembro.

Dicho en otros términos, si en 2001 había en España 2,49 millones de hogares con una rentas inferiores al umbral de la pobreza, el último año 2,92 millones de familias vivían en esas circunstancias, lo que significa que 430.000 hogares han pasado a engrosar las listas de pobres en términos estadísticos.

La definición de pobreza en los países desarrollados, como es el caso de España, no está asociada a un determinado nivel de subsistencia -uno o dos dólares al día (pobreza absoluta)- como sucede en Colombia y otros países emergentes, sino que está referida a lo que tradicionalmente se denominan los tecnócratas "pobreza relativa", ya que la comparación se hace respecto a otros niveles de renta existentes en un país.

Normalmente, se establecen tres umbrales, el del 40% de la renta media, el del 50% y el del 60%, pero en los últimos años se ha adoptado este último porcentaje como el más idóneo a efectos de determinar la distancia que separa a ricos y pobres. Es decir, según esta definición, 2,92 millones de hogares vivieron en España durante 2004 por debajo del nivel de pobreza. Teniendo en cuenta que cada familia tiene como media 2,9 miembros, el resultado es que 8,46 millones de españoles viven por debajo del umbral de la pobreza.

La entrada masiva de inmigrantes, con unos niveles de renta sensiblemente inferiores a los nacionales, ha podido influir en ello de una forma determinante, dice el informe.

La nueva encuesta se hace con una metodología idéntica para todo la UE y en el caso español está realizada a partir de la información que proporcionan 16.000 hogares del conjunto del territorio nacional.

En la relación al tamaño del hogar, la encuesta refleja que las familias con un solo miembro son las que más sufren el zarpazo de la pobreza, que afecta sobre todo a los ancianos (y en particular a las ancianas), mientras que el segmento de familias con tres miembros es el que obtiene mejores resultados.

En la encuesta es clara la relación existente entre pobreza y nivel de estudios, ya que únicamente el 7,9% de los que tienen educación superior se encuentra por debajo del umbral de pobreza, mientras que este porcentaje asciende al 32,2% en el caso de los que sólo tienen educación primaria o inferior.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?