| 3/29/2012 12:00:00 AM

España revela sus cuentas al Eurogrupo

España explicará mañana en Copenhague a los ministros de Finanzas de la zona euro las grandes líneas del presupuesto para 2012, en una reunión clave en la que se decidirá además sobre el reforzamiento del fondo europeo de rescate para poder socorrer a economías más grandes en caso necesario.


El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, presentará en Madrid las cuentas nacionales al Consejo de Ministros y, en paralelo, en la capital danesa, el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, informará a los socios europeos de su contenido.

El presupuesto debe incluir recortes suficientes para asegurar que el déficit llegue este año al 5,3 % del PIB y el próximo, al 3 %, como exigieron el Eurogrupo y la Comisión Europea el pasado día 13, pero los detalles del mismo no se conocerán en profundidad hasta que el Ejecutivo informe el próximo 3 de abril al Congreso. España se había comprometido en un principio a rebajar el déficit este año al 4,4 % del PIB, pero finalmente anunció que le resultaba imposible cumplir la meta debido a que el desvío fiscal de 2011 fue mayor de lo esperado -el déficit llegó al 8,51 % del PIB, frente al 6 % previsto- y a que la economía estaría en recesión.

La situación económica de España ha estado en el centro de los comentarios en los últimos días por la subida de la prima de riesgo española -que ronda los 350 puntos básicos- por encima de la italiana (330 puntos básicos).

Más allá del punto de información sobre la situación presupuestaria en España, el Eurogrupo tomará una decisión sobre el refuerzo del fondo europeo de rescate, que en la actualidad tiene una capacidad máxima de intervención de 500.000 millones de euros. El objetivo de este refuerzo, al que se ha resistido durante meses Alemania, es dejar claro a los mercados que la UE cuenta con herramientas para responder si Italia y España necesitan ayuda.

La flexibilización de la posición alemana, que ahora podría aceptar un refuerzo del fondo de rescate hasta los 700.000 millones de euros -los 500.000 millones actuales más los 200.000 millones comprometidos por el fondo temporal para los rescates de Grecia, Portugal e Irlanda- responde a la presión de los demás socios europeos y del G20, que exigió a la eurozona que aumente primero la capacidad de sus cortafuegos si quiere contar con un aumento de recursos del FMI. Fuentes diplomáticas explicaron esta semana que el acuerdo sobre el techo del fondo se situará entre los 700.000 millones de euros y los 940.000 millones, si bien recalcaron que es poco probable que los que quieren llegar al máximo logren un "entusiasmo unánime".

Un borrador de las conclusiones de la reunión que se filtró hoy a los medios apunta a la creación de una "reserva" de 240.000 millones de euros -las garantías no utilizadas del fondo temporal de rescate- que se mantendría hasta mediados del próximo año para casos de emergencias, mientras que los rescates por 200.000 millones seguirían siendo gestionados por el cortafuegos temporal.

Aunque el grueso de la negociación se centrará en el fondo de rescate, la atención también estará puesta en la negociación de tres nombramientos de cargos de peso en la UE, a los que opta España. Se espera que los ministros decidan mañana quién sustituirá al español José Manuel González-Páramo como miembro del Comité Ejecutivo del Banco Central Europeo (BCE), para lo que tendrán que elegir entre el actual director del servicio jurídico del BCE, el también español Antonio Sáinz de Vicuña, y el gobernador del Banco Central de Luxemburgo, Yves Mersch.

Esta decisión está estrechamente relacionada con otros dos nombramientos: la presidencia del Eurogrupo y del fondo de rescate, que determinarán el pulso entre Estados miembros por una representación equitativa en la esfera financiera. En Bruselas se afirma que si el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, quiere el puesto del Eurogrupo, es suyo.

La presidencia del fondo de rescate, en cambio, podría recaer en España -según algunos medios, en la que fuera directora general del Tesoro en el último Gobierno de José María Aznar, Belén Romana- si finalmente no logra hacerse con la silla del BCE.

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?