| 5/15/2012 5:00:00 PM

España recurre al Banco Central Europeo en busca de credibilidad financiera

España ha recurrido al Banco Central Europeo (BCE) para dar una mayor credibilidad a la valoración independiente de la cartera crediticia de la banca española, con el fin de disipar las dudas sobre los balances de las entidades a raíz de llamada "crisis del ladrillo" o del sector inmobiliario.



Con la colaboración del BCE, el Ejecutivo español, liderado por Mariano Rajoy, espera concluir el análisis en los próximos dos meses, una tarea ingente, tal y como recalcó hoy el ministro de Economía y de Competitividad, Luis de Guindos, en rueda de prensa.

De Guindos, transmitió anoche este mensaje al presidente del BCE, Mario Draghi, durante la reunión de ayer del Eurogrupo, en la que presentó la reforma financiera aprobada el viernes por el Gobierno.

El Eurogrupo se mostró conforme con estas medidas, pero exigió a España que acelerase el análisis externo de los activos de los bancos, una tarea que supondrá revisar la gran cartera de préstamos de la banca española, que supera los 3 billones de euros y se aproxima al 300 % del PIB español.

"No hay nada que ocultar, creemos que la reforma que estamos haciendo es una reforma que clarifica, introduce transparencia y claridad en los balances", resaltó De Guindos, quien además rechazó que sea necesario pedir ayuda del fondo de rescate europeo para recapitalizar los bancos.

"Nadie ha pedido a España lo más mínimo al respecto", zanjó.

El ministro también negó que la participación del BCE en las evaluaciones independientes encargadas a dos entidades desautorice la labor del Banco de España, y descartó reformar de momento el estatuto del regulador del sistema bancario español para darle más independencia política y recuperar su credibilidad.

La valoración de la cartera crediticia la hará un "grupo de trabajo" formado por el Ministerio de Economía, el Banco de España, el BCE y los evaluadores independientes.

Tras la jornada negra que se vivió en los mercados de la deuda, en los que la prima de riesgo llegó a alcanzar el récord de los 492 puntos, el ministro calificó de "inaceptable" e "insostenible" la escalada del riesgo país, y pidió una respuesta coordinada y conjunta de la eurozona para atajar la situación.

El ministro consideró que las tensiones que sufren los mercados se deben principalmente a la incertidumbre política que se vive en Grecia, donde los sucesivos fracasos para formar gobierno tras las elecciones del pasado 6 de mayo han puesto en tela de juicio la capacidad del país para cumplir con los compromisos establecidos por el segundo rescate financiero.

El ministro español rechazó de plano que España pueda sufrir un "corralito" tras una hipotética salida del país heleno del euro, un escenario que fue planteado por el premio Nobel de Economía y articulista del New York Times, Paul Krugman, el pasado fin de semana, pero que fue calificado de "sinsentido" por De Guindos.

Tanto De Guindos, como sus homólogos europeos y los representantes de las principales instituciones europeas apostaron firmemente por la permanencia de Grecia en el euro, a la vez que aumentaron la presión sobre Atenas para que ponga fin a su crisis política y forme un gobierno de coalición.

De Guindos aprovechó su visita a Bruselas para defender que el Gobierno español ha tomado las medidas económicas adecuadas para estabilizar la situación económica y financiera y para reafirmar su compromiso "total" con el objetivo de reducir el déficit al 5,3 % del PIB este año y al 3 % en el siguiente.

El ministro señaló restó importancia al hecho de que las recientes previsiones económicas de la Comisión Europea apuntaran en el sentido opuesto, ya que este documento no ha tenido en cuenta los ajustes que se están cerrando en los presupuestos de las Comunidades Autónomas y que se tratarán el jueves en el Consejo de Política Fiscal y Económica.

El presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, ha confiado en que las comunidades autónomas se involucren en la política de consolidación fiscal.

"Ahora depende principalmente de que las comunidades autónomas asuman sus obligaciones y esto va a ocurrir a lo largo de esta semana", aseguró.

La ministra danesa de Economía, Margrethe Vestager, señaló que el Gobierno está asumiendo una "gran responsabilidad", mientras que la titular austríaca, Maria Fekter, afirmó que España ha hecho "un trabajo enorme" a la hora de impulsar reformas de consolidación y aseguró que el país "no tiene un problema fiscal" sino un problema con la banca.

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?