| 11/2/2011 5:30:00 PM

España y Portugal, al margen de la tímida recuperación de las bolsas europeas

La sesión bursátil comenzó con ligeros avances en las principales plazas europeas, que se mantenían a media sesión, aunque en España los bancos del IBEX 35 acercaban al selectivo a números rojos.

Las bolsas europeas, con la excepción de España y Portugal, subieron hoy entre un 1,15 y un 2,31 %, lo que les permitió recuperarse en parte del desplome sufrido ayer tras conocerse la intención del Gobierno griego de someter a referéndum los compromisos adquiridos con Europa y el FMI.

La apertura en positivo de Wall Street sirvió para animar a la mayoría de bolsas del Viejo Continente, y así Milán subió un 2,31 %; Fráncfort, un 2,25 %; París, un 1,38 % y Londres, un 1,15%.

Por el contrario, Lisboa retrocedió un 0,22 %, el día en el que elevó el interés para colocar letras y aún así no consiguió el objetivo máximo de su emisión. Mientras, la bolsa de Madrid cerró prácticamente plana, con un retroceso del 0,06 %.

Al margen de las bolsas, la jornada estuvo marcada por la reactivación de la crisis de deuda de la zona del euro por culpa de Grecia, lo que ayer provocó que la prima de riesgo de Italia superara los 450 puntos básicos.

Esa distancia fue el umbral de intervención que forzó los rescates de Irlanda y Portugal, aunque hoy se estrechaba por la más que previsible compra de deuda por parte del Banco Central Europeo.

Así, la prima de riesgo del país transalpino se relajó a lo largo de la sesión hasta los 435 puntos básicos, después de que la rentabilidad del bono italiano a 10 años cayera hasta 6,1 %.

En el caso de España, el diferencial se redujo hasta los 360 puntos básicos, debido a que el bono a diez años rendía a un interés del 5,42 %, frente al 1,82 % del alemán.

El riesgo país de Irlanda y Portugal también mermó a lo largo de la sesión hasta 604 y 933 puntos básicos, mientras que Bélgica seguía en zona de máximos históricos, en 252 puntos básicos.

En el plano político, tras la perplejidad inicial por la convocatoria del referéndum griego, Alemania y Francia programaron una reunión de emergencia para esta tarde en Cannes (Francia) y la Unión Europea rechazó la posibilidad de renegociar las condiciones del segundo plan de rescate a Grecia.

Y, lo más importante, la UE advirtió de que bloqueará la entrega del sexto tramo de ayuda del primer plan de 8.000 millones de euros, que Grecia necesita para poder hacer frente a sus gastos corrientes en noviembre y evitar más dificultades.

Los expertos consultados por Efe explicaron que el país necesita ese dinero para refinanciar las letras que le vencen los días 11 y 18 de noviembre por valor de 3.600 millones.

Por eso los mercados siguen temiendo que Grecia se declare en suspensión de pagos y no pueda hacer frente a sus vencimientos de deuda.

Además, parece difícil una vuelta a la calma que reinó a finales de la semana pasada en los mercados de renta variable y de deuda, incluso si Grecia decidiera no hacer el referéndum, ya que la confianza de los inversores ha sufrido un serio deterioro.

En cualquier caso, la inestabilidad sería mayor -especialmente en los mercados de deuda pública- si Grecia mantuviera su objetivo de celebrar su referéndum, previsto para diciembre.

Si el Gobierno heleno decide llevar a cabo su consulta, se abrirían serios interrogantes, entre ellos, si la UE mantendría a Grecia a flote hasta la fecha de la consulta y si Italia aguantará en las actuales condiciones de mercado.

En este contexto de inestabilidad, en el que el Tesoro español tratará de colocar mañana hasta 4.500 millones en bonos, los analistas piensan que sólo el BCE tiene capacidad para contener las tensiones sobre la deuda periférica hasta que los políticos logren encauzar la situación.

Por otro lado, el G20 también podría contribuir de forma positiva con un contundente apoyo financiero a la UEM, independientemente de los escenarios que se concreten para Grecia.


EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?