| 2/10/2012 9:10:00 AM

España plantea hacer más barato el despido en nueva reforma laboral

El gobierno español tenía previsto presentar el viernes una nueva reforma laboral, en la que se espera un abaratamiento de las condiciones de despido.

MADRID — El objetivo del texto es contener el desempleo en España, con una tasa del 22,9% y 5,3 millones de desocupados. El anterior gobierno socialista también abordó una reforma laboral, que sin embargo no impidió que el desempleo siguiera subiendo. El gobierno del Partido Popular podría rebajar la indemnización por despido hasta los 33 días por año trabajado. Actualmente, son 45.

Además, se espera una moderación en el incremento de los salarios ligados al IPC (Indice de Precios al Consumo) y más facilidades para que las empresas puedan evitar en determinadas circunstancias los convenios colectivos firmados con los trabajadores. El contenido de la ley se hará público al término de la reunión semanal del gabinete.

La laboral es la cuarta gran reforma presentada por los populares desde que hace poco más de un mes y medio Mariano Rajoy asumiera la presidencia del gobierno. El ejecutivo presentó una ley de déficit cero para contener el gasto de las administraciones públicas, otra de reestructuración del sistema financiero para hacer frente a los activos bancarios dañados por el colapso inmobiliario y un duro plan de ajuste que incluyó una subida del impuesto sobre la renta.

El objetivo de España es doble. Por un lado, contener su deuda y el déficit y por otro recuperar la economía, que se contrajo un 0,3% en el último trimestre de 2011 y que, todo indica, volverá a caer en su segunda recesión en tres años tras los primeros meses de este año.

No obstante, Rajoy admitió el miércoles en el Parlamento que 2012 volverá a ser un año duro en lo que a desempleo se refiere.

AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?