| 3/2/2010 8:20:00 AM

España espera cooperación de Venezuela en el caso ETA-Farc

El gobierno español dijo el martes que espera la cooperación de Venezuela para aclarar si el gobierno de Hugo Chávez apoyó la colaboración entre ETA y la guerrilla colombiana de las Farc, y que actuará en función de las explicaciones.

Madrid  — El canciller Miguel Angel Moratinos se comunicó telefónicamente con Chávez y su homólogo Nicolás Maduro y, de momento, evitó hablar de sanciones diplomáticas. Según Moratinos, ambos se comprometieron a esclarecer los hechos y rechazaron las acusaciones del auto judicial que acusa al gobierno venezolano de amparar la relación entre la organización separatista vasca y las FARC.

"Estamos a la espera de poder clarificar esta situación y cuando tengamos todos los datos, lógicamente, el gobierno reaccionará", dijo Moratinos en una rueda de prensa en Armenia, donde se encuentra de visita oficial.

Por su parte, el opositor Partido Popular exigió al gobierno socialista que rectifique su política hacia Venezuela y pidió una comparecencia urgente de Moratinos en el parlamento.

El magistrado aseguró en el escrito que Venezuela fomentó la cooperación entre las dos organizaciones, consideradas terroristas por la Unión Europea, que compartieron entrenamiento y planearon atentados contra el presidente colombiano Alvaro Uribe y su antecesor en el cargo Andrés Pastrana.

El propio Pastrana pidió el martes a Chávez que aclare de forma "directa y concisa" el supuesto apoyo de Venezuela a los dos grupos.

"Al solicitar una explicación al gobierno de Venezuela, creo yo, no lo hace sólo en nombre de España, sino a nombre de la Unión Europea", dijo Pastrana en una entrevista con la emisora española Cope. "Por eso, la importancia de obtener una clara respuesta del gobierno del presidente Chávez".

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?