| 2/11/2011 9:45:00 AM

España aprueba plan contra el desempleo

El gobierno español aprobó el viernes brindar ayuda económica a los desempleados de larga duración y exenciones fiscales para incentivar la contratación de jóvenes a tiempo parcial, como parte de un plan para combatir el desempleo.

Madrid - Las medidas, consensuadas en un acuerdo social firmado el 2 de febrero entre el ejecutivo, la patronal de empresarios y los sindicatos, tratan de recuperar el maltrecho mercado laboral español, que soporta una tasa de desempleo del 20,3% y más de 4,6 millones de desocupados.

"El proyecto prevé nuevos estímulos para hacer posible que 2011 sea ya un año que comience a crearse empleo", dijo el ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, al término de la reunión semanal de gabinete. "Es un proyecto planteado desde las necesidades de nuestro mercado de trabajo hacia los desempleados en forma de formación y apoyo de rentas".

El plan crea una ayuda de 400 euros (540 dólares) al mes para desempleados que agoten su subsidio a partir del 16 de febrero y que participen en cursos de formación, reorientación y capacitación profesional impartidos en los servicios públicos de empleo.

La ayuda beneficiará a 192.000 personas, según el Ministerio de Trabajo. Tendrá un período de vigencia de seis meses y el gobierno invertirá casi 400 millones de euros (540 millones de dólares) en financiarla.

Esta paga viene a reemplazar a una ayuda económica similar para desempleados sin derecho a prestación que finaliza a finales de febrero, y que no les exigía asistir a cursos de formación para cobrarla.

Además, el gobierno contempla exenciones fiscales de hasta el 100% en el pago de las cuotas de la Seguridad Social para empresas que ofrezcan contratos a tiempo parcial — al menos la mitad de una jornada laboral completa —, una fórmula casi inexistente en España pero muy habitual en otros países del entorno europeo.

El programa se aplicará a las empresas que contraten a jóvenes de hasta 30 años y a desempleados adultos de larga duración. El plan sólo aplicará las bonificaciones a aquellas compañías que aumenten su plantilla habitual y no a las que lo usen para cubrir puestos vacantes tras despidos.

"Se trata de iniciar una estrategia de empleo, que cumple con una expansión importante del contrato a tiempo parcial en España", señaló Gómez. "Creemos que es una de nuestras principales carencias".

"Y es una carencia, porque está siendo un buen instrumento de inserción laboral entre los trabajadores más jóvenes en el resto de la Unión Europea", añadió.

La jornada a tiempo parcial apenas supone el 12% de los contratos en España, mientras que en países como Alemania ese porcentaje es cuatro veces superior. Gómez precisó que esperan superar los 100.000 contratos a tiempo parcial en 2011 gracias a estos incentivos y rebajar el desempleo entre la juventud española, situado por encima del 40% según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística.

Otra de las novedades del programa gubernamental es la puesta en marcha de cursos específicos de capacitación laboral para desempleados mayores de 45 años provenientes de sectores especialmente castigados por la crisis, especialmente la construcción.

El plan deberá ser ratificado por el parlamento en las próximas semanas.

 

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?