| 11/18/2008 12:00:00 AM

Ese dinero fácil es un dinero muy débil, es una cascarita de huevo

Con este ejemplo, el Presidente Álvaro Uribe le explicó a una ciudadana de Putumayo los efectos negativos que producen en la sociedad las firmas ilegales de captación de dinero. La mujer participó telefónicamente en la primera sesión del programa evaluativo de derechos humanos en la Fuerza Pública, que se cumplió este lunes en la Casa de Nariño.

Bogotá- “Ese dinero fácil señora, es un dinero muy débil, es una cascarita de huevo: se quiebra muy fácil, muy fácil señora”, le dijo el Presidente Álvaro Uribe, a una habitante de La Hormiga, Putumayo, afectada por las captadoras ilegales de dinero.

Durante la primera sesión del programa evaluativo de derechos humanos en la Fuerza Pública, la mujer se comunicó telefónicamente con el Presidente y le narró la situación social que vive el departamento del Putumayo, por cuenta de estos negocios.

El Presidente le explicó a la señora los argumentos que motivaron la intervención del Gobierno Nacional sobre estas captadoras, al tiempo que reiteró el llamado a los colombianos para que no pongan en riesgo su dinero llevándolo a dichos establecimientos:

El siguiente fue el diálogo entre el Jefe de Estado y la ciudadana del Putumayo:

Señora de La Hormiga, Putumayo: “Por qué nos está acabando nuestra empresa, nuestra empresa DMG, esa empresa la hicimos aquí en el Putumayo, y aquí nació esa empresa. ¿Por qué señor Presidente?

Yo le digo que si esa empresa se acaba aquí en el Putumayo, nos deja acá a más de uno desplazado, sin comer. Nos tenemos que ir a su capital a ver qué esperanza nos dan.

Señor Presidente apóyenos, si quiere hable con el señor David (Murcia), que dice que hagan propuestas. Va a ver más desempleados, va a ver más violencia, más pobreza.

Nuestra empresa nos es ningún lavado de activos, ni narcotraficantes. Nuestra empresa inició aquí en el Putumayo con nuestros poquitos ahorros que invertimos aquí”.

Presidente Álvaro Uribe: “A ver señora querida. ¿Cuál es la preocupación señora? Esos negocios empiezan muy fabulosos y terminan quebrados.

La gente al principio gana mucho y después todo el mundo termina perdiendo. Se crea un problema social gravísimo para la Patria.

La verdad es que el mundo está sufriendo hoy lo que pasó en Wall Street. Por dedicarse al dinero especulativo se ha quebrado la economía mundial.

A Colombia la habíamos preservado bien de esos juegos especulativos al prohibir que entraran al país, al ponerle controles a los capitales de corto plazo, pero mientras tapábamos este gol nos metieron muchos goles con el crecimiento vertiginoso, en poco tiempo, crecimiento que nadie fue capaz de anticipar, de estos sistemas.

Supóngase que este sistema lo manejan arcángeles, totalmente puros, que no tienen ninguna contaminación. Esos arcángeles, por puros que sean, no serían capaces, señora, de sostener esos rendimientos, y llega un momento en que eso se quiebra y se pierde toda la platica de la ciudadanía.

Entonces, estas medidas las estamos tomando para proteger a la ciudadanía, porque la ciudadanía se ilusiona y dice: ‘yo pongo mi plata allí, tiene un rendimiento muy alto, eso me permite comprar bienes, etcétera’. Y llega un momento en que esas empresas no pueden, no resisten.

Miren, a este teléfono mío le han entrado mensajes de todo el país. Ahora le estaba mostrado uno al señor Ministro de Defensa, se lo voy a leer a usted: “Presidente, nos sentimos abandonados, la señora Personera de Montelíbano Córdoba, está de parte de los bandidos de Euroacciones, la ‘pirámide’. Necesitamos su colaboración”.

Este teléfono está lleno de mensajes de esta naturaleza.

Entonces lo que queremos, señora, es que este tipo de negocios, que son ilegales, no sigan haciendo esta carrera, porque le van a hacer un daño muy grande a Colombia.

Imagínese usted en el momento que todas estas entidades, como ya ha ocurrido con muchas, dejen de pagarle a la gente.

Yo me voy a referir ampliamente al tema esta noche. Y usted sabe el esfuerzo que estamos haciendo en el Putumayo con Familias en Acción, con Familias Guardabosques, y vamos a ver cómo hacemos un gran esfuerzo también con Banca de Oportunidades, vamos a ser más exigentes en ese tema.

Dígame, ¿una amiga suya, cuánta plata tenía ahí? Que usted haya sabido.

Señora: “Varios han vendido sus cosechas, sus cosas y la han metido ahí. Pero DMG ya va para 8 años y nosotros comenzamos. La empresa es de nosotros, y si la quiere por allá acabarla, aquí en el Putumayo, en Nariño déjennosla, colabórenos señor Presidente, usted es buena gente.

Acá tenemos nuestros hijos. Y si usted es buen padre, quiere lo mejor para sus hijos, mire nosotros los putumayenses queremos lo mejor para nuestros hijos. No queremos guerra, no queremos que nuestros hijos desempleados se vayan a la delincuencia.

Presidente Álvaro Uribe: “Señora, la platica que ponen allá en esa empresa, ¿Qué rendimiento les da?”

Señora: “Uno aquí compra su tarjeta, hace su remesita. Aquí compra su televisor y nos ofrecen también para una calidad de vida, de estudio para nuestros hijos, salud”

Presidente Álvaro Uribe : “Pero si usted pone 100 pesos allí, ¿Qué rendimiento le da eso, le da derecho a comprar eso?
Señora

Señora: “Pues me da derecho a comprar, el derecho a comprar la cantidad que yo tengo invertida ahí”

Presidente Álvaro Uribe: “¿Por cada 100 pesos que usted pone, tiene derechos a comprar cuánto?”

Señora: “Todo señor Presidente. No tengo cuentas para decirle, lo único que yo le digo es que yo lo admiro, es un berraco. Y si usted vuelve a lanzarse para Presidente, estamos con usted, pero no eche al abandono nuestro Putumayo. Va a haber más violencia, más desempleados. Ese Bogotá va a estar más lleno de más desplazados, y no queremos ir por allá.”

Presidente Álvaro Uribe: “Vamos a hacer brigadas de crédito por allá, y usted sabe la atención que el Gobierno le ha prestado al Putumayo en todo, en Familias en Acción, en Familias Guardabosques, en crecimiento de Bienestar Familiar, en carreteras.

Usted sabe que este Gobierno terminó la pavimentación hasta Mocoa. Está pavimentando y le falta apenas un poquito para que quede todo el trayecto de Mocoa, Villa Garzón, Puerto Caicedo y Puerto Asís. Ahora se va a abrir la licitación para Santana, que va de Santana por La Hormiga abajo al puente de San Miguel.

Yo recibo con preocupación lo que usted me dice. Lo que pasa señora es que uno como Presidente tiene que escoger ahí, si deja que eso siga, advertido uno del riesgo que llegue un momento en que eso se quiebra, y no es capaz de pagarle a la gente., y entonces se crea una perturbación social enorme, porque todo el mundo pierde su platica; o interviene a pesar de que se causa esta agitación.

Yo considero que para evitar problemas en el futuro más graves de lo que los hemos tenido, el Gobierno tenía la obligación de tomar estas medidas, pero vamos a buscarle todas, todas las alternativas a su departamento.

Ahora, yo creo que hay maneras de proceder de acuerdo a la ley, sin decir que se está legalizado cuando a la hora de la verdad los hechos que se producen no corresponden a los que autoriza la ley. Y además hay que ser prácticos. Unos rendimientos tan altos, señora, son insostenibles.

Ahora hay muchos países quebrados porque les hicieron pensar que con unos dineros especulativos iban a vivir toda la vida ricos. El tema de Islandia, se está hablado también de Ucrania, problemas gravísimos en Hungría, en Pakistán. El Fondo Monetario Internacional ha tenido que entrar a entregarles a esos países, en estos días, 42 mil millones de dólares.

Ese dinero fácil, señora, es un dinero muy débil, es una cascarita de huevo, se quiebra muy fácil, muy fácil señora.

Yo recibo su llamada con todo respeto, me deja bien preocupado. Voy a hablar con el Ministro de Agricultura, porque él está clarificando unas brigadas de crédito, pero es mejor enfrentar eso ahora que dejar que eso siga creciendo.

Para no causar disgustos, podría darle la espalda a eso, dejar que eso siga creciendo, pero qué pasa: mañana o pasado mañana, apenas se revienten todas, como ya ha ocurrido en muchas partes del país, que son las llamadas de Medellín, de la Costa Caribe, de una parte y de la otra, a gente que le dejaron de pagar hace ya mucho rato.

De todas maneras señora, muchas gracias, le he escuchado con todo respeto y voy a hablar con todos los ministros a ver que situación nos ayudan a buscar”.

(SP).

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?