| 10/21/2011 8:20:00 AM

Equidad, migración y paz, inquietudes de una cumbre impregnada por la crisis

El desarrollo con equidad, la defensa de los migrantes y el reconocimiento del derecho a la paz son algunas de las inquietudes que se plantearán en la próxima Cumbre Iberoamericana, aunque la estrella de la cita será la respuesta al agravamiento de la crisis global.

La cumbre, que se desarrollará en Asunción los próximos 28 y 29 de octubre y tendrá como lema central "Transformación del Estado y desarrollo", estará "muy dominada" por la coyuntura económica actual, como admitió hace unos días el secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias.

El riesgo de que América Latina, una de las regiones que mejor está capeando el temporal, se duerma en los laureles y la forma en que sus vínculos históricos, comerciales y empresariales con España y Portugal pueden beneficiar a estos dos países europeos del grupo (el tercero es Andorra) planearán con seguridad sobre la cita.

Para Argentina, Brasil y México, los tres países latinoamericanos presentes en el G20, el encuentro llega además en un momento interesante por la proximidad de una nueva y trascendental cumbre de ese grupo una semana después en Cannes (Francia).

Según dijeron a Efe fuentes oficiales brasileñas, el gigante sudamericano se pronunciará en Paraguay sobre el efecto de la crisis global en las economías de menor desarrollo y la necesidad de que los países más ricos adopten medidas en forma efectiva y urgente.

Brasil insistirá además en que la nueva realidad económica mundial impone una profunda reforma de los organismos multilaterales a fin de darle mayor representatividad a los países emergentes y, en general, al mundo en desarrollo.

Argentina aprovechará probablemente la ocasión para insistir en que el ajuste del gasto público agravará la crisis en Europa y expresar su rechazo a cualquier intento por regular el mercado de alimentos.

Sin poder evitar mirar un poco por encima del hombro, Latinoamérica tal vez se pregunte en Asunción por qué Europa no le pide ahora ayuda cuando ellos tienen "varios másteres en gestiones de crisis financieras", como recordó recientemente el expresidente del Gobierno español Felipe González.

En opinión de González los países de América Latina que sufrieron problemas financieros en los años 80 incluso deben estar viendo con "cierto disfrute" la situación económica de Europa y su impotencia para resolver la crisis de la deuda.

La "autocomplacencia" se presenta, no obstante, como uno de los peligros para la región latinoamericana, que depende a su vez de que mejore la situación en el mundo desarrollado y de que China, donde hay "riesgos económicos, sociales y ambientales", siga al mismo nivel, ha alertado Iglesias.

Fuentes de la Cancillería uruguaya indicaron a Efe que el país sudamericano también prevé poner sobre la mesa la "preocupación por la posibilidad de que la crisis internacional llegue, a la larga, a los países latinoamericanos".

Ecuador incluirá un componente más social a la discusión con su propuesta de crear un nuevo modelo de desarrollo denominado "Plan Nacional del Buen Vivir", basado en la transparencia, la inserción económica, el gasto social y la dignidad en la política exterior, indicó recientemente a la prensa su canciller, Kintto Lucas.

Fuentes oficiales del país anfitrión señalaron que Paraguay demandará "garantías para los emigrantes en general en la regularización de su situación", reiterará su demanda histórica de libre tránsito por su condición de país sin litoral marítimo y pedirá acciones conjuntas contra la inseguridad ciudadana.

Costa Rica ha sugerido que los participantes en la cita asuncena emitan un Comunicado Especial sobre el Derecho Humano a la Paz, dijo a Efe la directora general adjunta de Política Exterior, Estela Blanco.

Además a la nación centroamericana le interesa discutir asuntos como un "pacto social y fiscal, el gasto público, las infraestructuras, las alianzas público-privadas, las tecnologías de información, y la participación social", todos temas vinculados al lema centra de la cumbre.

Sobre este último punto, Perú planteará la necesidad de avanzar en la construcción de estados capaces de dar lugar a un desarrollo que comprenda el crecimiento económico y el bienestar de la población, según su ministro de Relaciones Exteriores, Rafael Roncagliolo.

Mientras, Guatemala defenderá su teoría de que "debilitar el Estado fue una medida incorrecta" tomada por algunos países en el pasado, y "solo sirvió para ampliar las brechas entre ricos y pobres".


EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?