| 12/5/2006 12:00:00 AM

Enviado español prosigue tarea con Argentina y Uruguay

El embajador hispano Juan A. Yáñez llegó de Montevideo, donde en la víspera se entrevistó con funcionarios uruguayos en cumplimiento de la misión que le encomendó el Rey Juan Carlos de España.

Buenos Aires.- El "facilitador" español que busca acercar posiciones en el diferendo argentino-uruguayo por la construcción de una planta de pasta de celulosa potencialmente contaminante, prosiguió el martes su difícil cometido reuniéndose durante más de tres horas con el canciller Jorge Taiana.

Yáñez y Taiana se trasladaron más tarde a la Casa de Gobierno, para reunirse con Alberto Fernández, jefe de gabinete del presidente Néstor Kirchner.

Horas antes, Fernández había reiterado las acusaciones argentinas contra Uruguay, por haber autorizado unilateralmente la construcción de la papelera que realiza la empresa finlandesa Botnia, en violación de lo dispuesto en el Estatuto bilateral que rige la utilización del compartido Río Uruguay.

"La posición del Uruguay es difícil de tolerar. La única propuesta que nos hizo fue: "nosotros vamos a terminar haciendo lo que unilateralmente decidimos hacer y después, si quieren, revisemos juntos que no contamine"', dijo Fernández.

El presidente uruguayo Tabare Váquez declaró en Montevideo el martes que su gobierno quiere encontrar una solución en el diferendo con la Argentina. "La debemos buscar con fuerza, con ahinco, con dedicación, pero por cierto defendiendo los intereses de nuestra gente, de nuestro país".

Vázquez agregó que "vamos a mantenernos en esta posición, como lo que hemos sido y vamos a ser siempre, un país libre, independiente y soberano".

Previamente, el alcalde de la ciudad argentina de Concordia, Juan Carlos Cresto, había informado que no será cortado el puente que la une con Salto, en el Uruguay.

En declaraciones a Radio Continental, Cresto dijo que los habitantes de Concordia se solidarizan con la campaña contra la contaminación del medio ambiente, emprendida por los pobladores de las ciudades ribereñas de Gualeguaychú y Colón, más al sur, a raíz de la construcción de una planta de pasta de celulosa en la margen uruguaya del río fronterizo.

"Siempre respaldamos sus reclamos, pero en Concordia no hay ambiente ni nadie se moviliza para cortar el puente con Salto" en Uruguay, declaró el alcalde.

Los pobladores de Gualeguaychú mantienen permanentemente cortado desde el 20 de noviembre el puente que conduce a Fray Bentos, en Uruguay, donde se levanta la planta de celulosa que construye la empresa finlandesa Botnia.

En solidaridad con sus vecinos, los habitantes de Colón resolvieron cortar el puente que une su ciudad con Paysandú, durante seis horas diarias, hasta el 6 de diciembre.

Los cortes han provocado protestas del gobierno uruguayo, que anunció su negativa a negociar con la Argentina si esos bloqueos se mantienen.

 
 
 
AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?